sábado, 2 de abril de 2016

Lovely and Amazing - 2001


Directora: Nicole Holofcener

  La otra vez vi y comenté, con mucho gusto, la opera prima de Nicole Holofcener, "Walking and talking", tras lo cual me prometí ver todas sus películas (en realidad lo hice apenas descubrí su corta pero a priori deliciosa filmografía). Ha pasado el tiempo y ya era hora de retomar este pequeño propósito, por ende, acá estamos con "Lovely and Amazing", la segunda película de esta esforzada directora. A propósito, Holofcener se demoró seis años en preparar su opera prima y cinco en preparar ésta; la que sigue, "Friends with money", es del 2006. Luego se demora algo menos, quizás porque comenzó a alternar con trabajos televisivos, pero ello me hace preguntarme si la distancia entre sus películas es porque efectivamente se toma su tiempo para pensar y preparar cada proyecto, o si lisa y llanamente las demoras provienen de dificultades por ser directora mujer. Quizás una mezcla de los dos. Al menos tenemos el agrado de poder ver películas como la suya.


  La inestable pero en el fondo segura vida de dos hermanas cambia cuando su madre decide someterse a una liposucción, lo que sumado a otros problemillas harán que los días sean, digamos, estresantes.


  No sé cuántas veces recurro a este argumento, pero cuando me parece pertinente no lo puedo evitar: "Lovely and Amazing" le podrá parecer a algunos como un producto ligero e inocuo, tanto en su premisa como en su desarrollo argumental y ejecución formal, una pequeña y olvidable comedia dramática sobre mujeres del primer mundo estresadas por cosas superficiales y banales, pero en realidad es mucho más compleja de lo que tales miopes lecturas sacan en limpio. No sé cómo se podría pensar eso, pero me consta que es así. Ni siquiera en primera instancia me parece que la película de Holofcener sea frívola, entre otros adjetivos similares. Al contrario, contiene una aguda visión crítica de la sociedad, no necesariamente discursiva (en tanto motor narrativo del relato, pues se puede argumentar que todo es discurso), pero sí presente en cada fotograma. Y es que, ¿a quién podría importarle que una señora medianamente adinerada que adoptó a una niña negra porque sus dos hijas blancas dejaron la casa materna largo tiempo atrás se quite diez kilos de grasa del estómago, complicaciones mediante? ¿A quién podría importarle que una actriz de segunda se sienta insegura de sí misma y no tenga el novio que se merece? ¿A quién podría importarle que una autodenominada artista sin trabajo sienta que nadie la comprende mientras intenta flirtear con cualquier tipo que ande por ahí para no sentirse sola? Insisto: yo jamás me he cuestionado tales asuntos. "Lovely and Amazing" en realidad es una película que trata sobre muchos, muchos asuntos, situando a la soledad como común denominador, pero que llega a abarcar un amplio rango de temas sociales, humanos, etc. No tendrá una atmósfera existencialista pero sus reflexiones son auténticas y reales. Y ojo, que Holofcener no cae en la condescendencia para con sus personajes, pues si bien les tiene afecto y cariño, no teme en lo absoluto mostrar la mezquindad y miseria que también las acompaña diariamente. Y no es que sean malas personas ni nada por el estilo, pues son personajes de carne y hueso, reales: ni buenos ni malos, reales. Personajes que evolucionan y sufren y sueñan y viven. Pero, sí, hay mezquindad, pero también hay afecto y anhelos, aunque también decepciones y pequeñas tormentas. En una escena, Catherine Keener habla con una amiga mientras mientras su hija juega con la de la amiga y la adoptada por su madre (la niña negra). Keener le dice a su hija que se ponga protector solar, y la amiga le dice lo mismo a su hija; como la niña adoptada se queda sin nadie que le ponga protector, pregunta si lo necesita, y Keener le responde, nada más y nada menos, que no lo necesita pues su piel ya es café. Increíble, ¿no? No se le puede decir eso a una niña, hermana. Pero supongo que le tiene un poco de mala por ser la hija adoptada, el nuevo bebé de mami, qué sé yo. Pero ¿ven lo que digo? Keener será muy simpática y todo, pero hace y dice esa clase de cosas... Así es la realidad a veces, o siempre... Que sea sutil no significa que Holofcener sea banal o vacía: subyacentemente dice un montón de cosas, hace sentir un montón de cosas... y por encima también. Ahora, si no lo pueden ver, y si el final no les hace sentir nada, el problema no es de la película.
  "Lovely and Amazing" es una tragicomedia compleja y profunda pero que se potencia mediante su extrema sencillez y modestia, además de sus relatos cotidianos, tan reales que incomodan tanto como relajan: la clave de todo es la autenticidad. Ésta película es tremendamente auténtica; sustancialmente es estimulante y, estéticamente, inevitablemente adorable y deliciosa. El reparto está sensacional (me encantan Catherine Keener y Emily Mortimer, y presten atención a un joven Jake Gyllenhaal). Les recomiendo probar estos bocados de realidad: el placer está asegurado.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...