sábado, 28 de mayo de 2016

Crimes of the future - 1970


Director: David Cronenberg


"Crimes of the future" es la segunda película de David Cronenberg tras "Stereo", ambas hechas (o estrenadas, o lo mismo) con un año de diferencia, ambas conformando una suerte de díptico sobre temas que ya tocaremos someramente después del salto. Puede que me ponga a ver otras películas del primer Cronenberg, de hecho tengo toda la intención, pero mejor esperemos a ver qué nos dice el calor. "Stereo" me gustó, ésta no. No es bonito, pero así es la vida a veces.


Un sujeto, director de una clínica de dermatología, está obsesionado con un tal doctor Rouge, así que intenta encontrarlo en distintos lugares a medida que otra trama algo difícil de entender va tomando lugar.


Tenía pensado ver "Crimes of the future" de nuevo, pues la primera vez no entendí mucho, a decir verdad. Pero cuando estaba presto para comenzar el segundo visionado, me invadió una pereza de aquellas y me rendí antes de empezar. Mejor no forzar las cosas, digo yo.
Datos duros sobre "Crimes of the future": 1.- Dura sesenta minutos; no es en lo absoluto larga, pero el metraje se hace cansino y pesado. 2.- Cronenberg la rodó de la misma forma que "Stereo", es decir, sin sonido; la diferencia es que, además de la voz en off que nos narra lo que sucede, de vez en cuando (obra y gracia de la post-producción, claro está) se deja oír una banda sonora bastante inquietante y extraña, usualmente ruidos indefinibles o pitos de velocidad y volumen ascendente. 3.- Está más clara la intención del director que el resultado, la trama y el relato de la película. 4.- Es una película eminentemente conceptual, al igual que "Stereo", sólo que ahora Cronenberg no sale airoso de su incursión experimental. 5.- Trata sobre las bien sabidas obsesiones del canadiense: el cuerpo humano, la ciencia, la ética, las investigaciones y experimentos de orden tanto mental-psicológico como corporal-fisiológico, las "perversiones" humanas (pongo comillas porque Cronenberg rehuye de la facilista y simplista sentencia moral y prefiere la sesuda exploración de la conducta social), las enfermedades, la sexualidad, la relación cuerpo-mente-espíritu. 6.- Todo lo del punto 5 es la intención, pero para ahondar un poco, y a riesgo de repetirme: Cronenberg, mediante el trayecto de su protagonista, que se mueve por la obra de su mentor así como por distintos espacios y constructos, pretende elaborar una exploración casi total del ser humano, sobre todo de su lado salvaje, violento, oscuro, repugnante, animal..., para ver qué tanto es biológico y qué tanto es social. No obstante, el asunto es mucho más enredado y no vale la pena intentar reducirlo a un par de líneas, sobre todo si yo mismo me vi distanciado del entuerto. 7.- El resultado falla porque la reflexión, o mejor dicho, el texto del narrador, es puro concepto y poco relato, aún cuando recite sucesos y contextos que intenten otorgarle cierto sentido a la imagen. En "Stereo" la cosa funcionaba, incluso con un texto mucho más complejo y atiborrado de tecnicismos, porque la reflexión y experimentación conceptual narrada era el relato mismo del film, que sólo consistía en ser testigos de cómo los voluntarios reaccionaban a sus nuevas habilidades telepáticas. Por su parte, 8.- en "Crimes of the future" hay una disonancia insalvable entre texto e imagen. 9.- El texto parece erigirse como el gran motor narrativo, el pilar fundamental del relato en el cual descansa la imagen; sin embargo, cuando no hay texto, la imagen se desorienta, pierde norte, e incluso en ocasiones no pasa nada en ella, pierde contenido, sustancia. 10.- El tema es de lo más interesante, pero su relato no lo es; curioso, considerando que la premisa sí que llama la atención, y no se las voy a siquiera mencionar porque es mejor que ustedes mismos intenten comprender de qué trata todo. Yo sólo vine a entender un poco mejor la cosa cuando me metí a su página de wikipedia, y no me siento muy bien al respecto (y miren que puse atención, digo, ya sabía a lo que iba), pero sé que la cinta tiene bastante responsabilidad al respecto. Quizás ustedes capten mejor el sentido del film, de su propuesta, y por ello mejor no busquen ni siquiera una maldita premisa.
Ahora, habrá que continuar con el buen Cronenberg. Tengo fe, vaya que tengo fe.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...