lunes, 13 de junio de 2016

Midnight Special - 2016


Director: Jeff Nichols

Este año son dos las películas de Jeff Nichols que se estrenan. Una de ellas es "Loving", que llega a los cines estadounidenses a fines de año, y "Midnight Special", que luego de un estimable paso por Berlín, llegó a los cines gringos en marzo. Ésta es la primera película que Nichols hizo apoyado por un estudio grande, y acá pueden leer un poco sobre tal experiencia (en palabras del mismo realizador). En todo caso me pregunto: Nichols señala que sus tres primeros filmes fueron alabados, lo que es bueno, pero poco vistos, algo que no quería repetir; sin embargo, ¿"Midnight Special" ha sido más vista que "Mud" o "Take Shelter", por ejemplo? Si más taquilla significa más espectadores, entonces "Mud" sale ganando con sus 32 millones de dólares en contraposición a los poco más de 6 millones del presente film (que costó 18 en total). No es que esté criticando, en todo caso; no es que esté diciendo que Nichols se haya vendido al diablo por, finalmente, nada; que haya traicionado su visión por un buen cheque y otros tantos si es que causaba sensación y rompía bolsillos. Lo único que hacía era observar, inofensivamente. Y que quede  claro: "Midnight Special" es una excelente película en la que el joven director de Arkansas sigue haciendo el cine que ha venido haciendo desde que comenzó con "Shotgun Stories", sólo que con más medios y ambiciones. Eso sí, algo me dice que "Loving" va a tener más éxito con los espectadores, y quizás con la academia; ciertamente, llega(rá) en el momento justo...


Michael Shannon, acompañado por Joel Edgerton, secuestra a su hijo Alton, un niño muy especial al que le brillan los ojos, entre otras cosas que no se saben con certeza. ¿Con qué fin lo "secuestra"? Tampoco está muy claro al inicio; lo cierto es que son buscados por la policía (eufemismo para el FBI, la NSA y vaya uno a saber qué más) y un grupo de religiosos. El padre deberá proteger al hijo.



Podríamos comenzar refiriéndonos a los aspectos técnicos y formales del film, ya saben, aquellas cosas más tangibles sobre las cuales un comentario puede aclarar si la película funciona o no, si es mala o no (por ejemplo, decir: no tiene atmósfera). Precisamente, eso haremos. (¿Por qué insisto en hablar en plural?). Ok, vamos: "Midnight Special" es un excelente thriller cuyo mayor exponente es la incertidumbre, la incógnita, prácticamente los únicos elementos que nos rodean en casi todo el metraje, sobre todo en los primeros treinta. De vez en cuando hay vaguedades que consiguen elevar el misterio aún más, como por ejemplo las respuestas de Sam Shepard con respecto a por qué su singular culto, llamado El Rancho, quiere al chico de vuelta: "nos salvará del juicio final". Nichols acierta en ubicarnos justo en medio de la nebulosa, literalmente en la carretera (ese lugar intermedio entre el origen y el final), y hacer que un puñado de personajes con dudosas e inciertas intenciones hagan todo lo posible para... para algo. Esto, además, contribuye a cierta ambigüedad moral, porque a pesar de que Michael Shannon es el padre y todo, por momentos uno llega a pensar si las suyas son las intenciones más honestas y correctas, aunque tampoco tardamos en decidirnos sobre dicha cuestión. De esta forma, ¿qué nos queda? Una historia de búsquedas y persecuciones a lo largo del sur estadounidense, y en la que veremos secas escenas de acción alternadas con otras tantas de quietud, descanso, miradas, diálogos..., pero siempre manteniendo una sensación de urgencia y nerviosismo, una permanente atmósfera de secretismo y extrañeza. Pero muchos thrilles tienen esas características... ¿en qué se diferencia "Midnight Special"?
Bueno, aparte del toque fantástico del relato, por el particular encanto que Nichols le imprime a sus películas y que acá no falta; aquella magia que el fotograma desprende de manera tan diáfana, honesta, real. ¿Ven? Puras cosas abstractas: honesto, real, diáfano, magia, encanto... ¿Qué son esas cosas? ¿Qué es una película con encanto, una película honesta? ¿Eso qué significa, que es buena o mala? Los profesores detestan esos términos; se sienten vulnerables si no leen fríos y anquilosados conceptos ya aprendidos de memoria y acuñados por colegas y amiguitos. Como sea, volvamos a Nichols y su "Midnight Special". ¿Hay algo más que decir? Supongo que una aclaración: el elemento fantástico es más una pulsión y un sentimiento que una, digamos, realidad... o un intercambiable y unidimensional instrumento narrativo. Quiero decir que, aunque al final veamos de qué se trata todo lo fantástico (cuando vemos lo que no veíamos, y ni se imaginan lo genial que es), en el fondo la película trata temas mucho más inasibles y profundos, como, no sé, la devoción de un padre y una madre por su hijo, o simplemente tener fe (no fe religiosa; fe a secas). Igual, como digo, el principal motor narrativo del film, aún más que el hecho de llevar al niño a tal o cual parte, es ese encanto, esa magia que es muy difícil (por no decir imposible) de describir y que se nota con tremenda fuerza en la imagen final del film.
Pero sí: "Midnight Special" es formalmente impecable y un gran espectáculo visual, justamente lo que nos invita a ver películas. Sigamos soñando.


No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...