martes, 19 de julio de 2016

Anonimo Veneziano - 1970


Director: Enrico Maria Salerno

No conocía esta película, a decir verdad. "Anonimo Veneziano", opera prima de Enrico Maria Salerno, pertenecía a ese selecto grupo de filmes de los que jamás oí nada de nada, razón por la cual me apresuré tanto en verla una vez su nombre llegó a mis oídos y se adentró en mi cabeza con billete de ida. Muchas cosas se me pasaron por la mente mientras veía "Anonimo Veneziano", todos pensamientos que concuerdan en una cosa: que es una película preciosa e inolvidable. No me estaré poniendo cursi, ¿o sí?


Un hombre espera en la estación de trenes la llegada de una mujer. Ambos tienen una historia en común, hay sentimientos que se cruzan, que batallan entre sí. La mujer llega. La reunión es idea de él, pero el motivo no está claro. Mientras caminan por las calles de la ciudad, mientras navegan los canales, ambos conversan de la vida, del presente separados, del pasado juntos, de los problemas, de los buenos momentos, de los sueños, de lo que es, de lo que no será, del odio y del amor, de la nostalgia. Visitan lugares que albergan recuerdos, pero sólo recuerdos, sólo pasado, pues aparentemente ya no hay futuro para estos dos juntos: la muerte está entre los dos, los acompaña. La ciudad es Venecia, y las caminatas no son más que melancolía subyacente y a flor de piel: paredes grises, plazas vacías, pisos sucios, una ciudad que se hunde, el amor que se desvanece, una historia que deja de escribirse...
Me ha encantado la banda sonora, me ha encantado el vínculo entre la ciudad de Venecia y la relación de los dos personajes (y con el hombre, Enrico, particularmente), me ha encantado su aire triste y soñador, me ha encantado su sencillez, me ha encantado la libertad con que se nos narra esta historia, me ha encantado su crudeza de fondo, me ha encantado su forma de ver y mostrar el arte, me ha encantado lo apasionante y desgarradora que es, me ha encantado su profundidad humana, me ha encantado la idea de que Linklater la haya tenido presente al momento de comenzar "Before Sunrise" y las que siguen (¿Jesse y Celine se convertirán en Enrico y Valeria? ¿Cómo terminará la historia que Linklater comenzó hace más de veinte años?), me han encantado tantas cosas de "Anonimo Veneziano"...
Es difícil, por no decir banal e innecesario, analizar o explicar lo que contiene y expresa "Anonimo Veneziano". Es puro sentimiento puesto en imágenes. Es lirismo, es lenguaje cinematográfico con sus funciones expresivas aprovechadas poderosamente, es poesía fílmica. ¿Qué más hay que explicar? Una película preciosa y sincera. Hay que dejarse llevar, mirar el paisaje, sentir el viento, caminar con ellos...


No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...