sábado, 16 de julio de 2016

The Paperboy - 2012


Director: Lee Daniels

Siempre he considerado que Lee Daniels es un Spike Lee sin talento pero igual de ruidoso, irritante y arrogante en cuanto a sus "preocupaciones sociales", a su manera de "denunciar" injusticias, que es incluso peor que el peor Ken Loach. Vamos, si el tipo iba a dirigir "Selma", aunque no sé qué lo excluyó de dicha clase de producción, la cual sólo necesita un director domesticado, convencional y políticamente correcto. Por eso la filmografía de este señor no me puede importar menos (ahí tienen "Precious" y "The Butler", basuras que me he encontrado en la tele y no paso de los quince minutos, pero vaya que son premiadas, así se alivian conciencias). Tampoco me interesa porque Daniels es un "director" sumamente superficial y sólo hace lo que le es más cómodo y fácil, y me imagino que su gran intención al elaborar proyectos es si se le pone dura como roca. No por nada hace un par de años quiso hacer un "Señor y Señora Smith" pero en versión gay y con un negro (al actor blanco lo eligió porque "estaba bueno")... ¿alguna integridad artística, cinematográfica? Digo, mejor que se vaya a hacer porno, ¿no? O sea, si yo quiero hacer una película con dos rubias tetonas haciendo de las suyas, no la haré pasar por película (por cine), a lo más como la parodia porno de algún título exitoso. Como sea, "The Paperboy" llamaba mi atención por motivos ajenos a Daniels. ¿Qué tal ha ido todo esto?


Honestamente, me la esperaba peor... mucho peor. Hasta podría decir que me ha gustado algo, aunque la palabra correcta es que me ha agradado (supongo) o simpatizado, contentando lo suficiente como para no sentirme indignado, y comprendo a la perfección si indigna a otros... por sus cualidades cinematográficas, claro. "The Paperboy" es una película muy curiosa, pero finalmente muy, muy engañosa, incluso estafadora. Es extraña, sin lugar a dudas, y tiene cosas que me gustaron bastante: la atmósfera sudorosa y sucia, algo sórdida, decadente, pero sobre todo caliente... bien caliente. Y he acá el meollo del asunto: Daniels no teme mostrar escenas que pueden rozar el ridículo y el mal gusto (el primer encuentro sexual entre Nicole Kidman y John Cusack), de hecho, según yo, le han quedado bastante bien, pues le dan un toque picante al conjunto, pero... siempre hay un pero: Todo el rollo de que la cosa es sórdida y que Daniels no teme en hacer tal o cual cosa es algo bastante dudoso, pues no haremos pasar por subversivo a un director de un discurso limitiado y repugnantemente conservador (como director, claro, pues en su vida privada estoy seguro que Daniels no tiene barreras) que es puro efectismo pero cero materia y personalidad, y es que claro, mostrar a McConaughey desnudo y atado podrá parecer atrevido, pero vamos, en realidad no nos mostraron nada, quizás lo suficiente como para escandalizar a la abuelita blanca del vecino religioso. En algún lado, Bruce LaBruce debe estar riéndose de que consideren subversivo a este sujeto. Comparar a Daniels con John Waters es un sinsentido, decir que la película tiene su energía trash es algo aún peor... Lo de Kidman y Cusack es divertido, claro, pero no es cruzar límites, y la escena de no-sexo entre Kidman y Zac Efron es mojigatería pura y dura, o simplemente Daniels no se calienta con un in-out in-out hetero. Por eso, "The Paperboy" es engañosa y estafadora, pues en los terrenos donde pretende moverse, sugerir sin mostrar es cobardía, no precisión o elegancia. No le creí a Daniels, pero acepté sus jueguitos.
Y... ¿de qué va la cosa? En algún húmedo pueblo paleto del sur de Florida, Zac Efron es un chico bonito que reparte los periódicos del diario local (administrado por su padre) y que se enamora de Nicole Kidman, una vulgar camarera enamorada de un preso (John Cusack como white trash salido del más hediondo agujero del Señor) supuestamente condenado a muerte por un crimen que no cometió, que es en donde entran Matthew McConaughey y un sujeto negro, dos periodistas interesados en la presunta injusticia cometida en contra del dudoso sujeto. Aunque no se note mucho, la historia transcurre en 1969, así que hay mucho racismo, pero no de los personajes atractivos. A mí "The Paperboy" me ha agradado lo suficiente porque tiene una onda y un look muy kitsch y muy de mal gusto que le viene fenomenal, y el hecho de que Daniels esté mostrando a cada rato a sus personajes en calzoncillos o sin polera o lo que sea, sigue sumando a su favor. Además al inicio me parece muy interesante la historia ésta del preso acusado injustamente y todo eso, logrando su cuota de misterio mezclada con el mal gusto mencionado y una especie de caótico y vago drama de personajes frustrados y descontentos, afectados por el calor, supongo... Así, la primera hora de la película es bastante entretenida, pero cuando comienza el tramo final Daniels se va perdiendo y se nota que no sabe qué hacer: si obedecer a la trama o quedarse con el drama sentimental de sus personajes... el asunto es que lo primero se resuelve de manera abrupta y apresurada (muy mal hecho, de verdad) y lo segundo pierde la poca sustancia que tenía en un inicio, o mejor dicho su gracia, como si quisiera volverse oscuro y sombrío. En otras palabras, la película funciona cuando Daniels muestra las cosas que le gustan haciendo gala de su ligereza asumida, momento en que su estética kitsch queda bien, pero cuando se trata de narrar y dirigir verdaderamente, entonces nos caemos estrepitosamente. Lamentable, pues la idea es muy pero que muy buena. ¿Cómo será la novela en la que se basa?
Por último, ¿hay algún tipo de crítica contra el racismo? Es que el más racista, al menos para mí, es el negro que llega con toda la arrogancia y prepotencia a esta localidad. El tipo me parece incluso más racista que los otros dos personajes que le gritan "nigger", y es que, si viene un sujeto a molestarlos y menospreciarlos (por muy vago o cuestionable que uno pueda ser), ¿no responderán ustedes con el insulto que más le afecte al desagradable? Si un enano me molesta, entonces le grito "enano de mierda", digo yo... Que su antepasado haya sufrido no le da derecho a ser un maleducado, ¿no? Finalmente (ahora sí termino, en serio), ¿por qué la historia está relatada por la nana de Zac Efron?, ¿quién es el sujeto que la entrevista?, ¿por qué motivo la entrevista?
En fin... Mientras tiene su gracia, "The Paperboy" vale la pena y su visionado es de lo más simpático. Ojalá la hubiese dirigido un director de verdad...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...