viernes, 30 de septiembre de 2016

Archer


Creador: Adam Reed

Hoy no tengo ninguna película de la que hablar, lo cual es una excepción, razón que nos conduce a comentar "Archer", una serie animada de FX que ya tiene siete temporadas (y, si no me equivoco, con otras dos confirmadísimas) y que he visto desde hace por lo menos tres años, aunque no sé por qué no me decidía a concederle una entrada en este blog. En la vida en carne y hueso me he dedicado a recomendar esta magnífica serie sin cansancio, pero nadie hace caso de mis apasionados argumentos (a veces mis oyentes ven las cosas que recomiendo, pero gracias a otros sujetos y de manera muy impersonal, por ejemplo cuando alguien comenta en facebook que tal serie estuvo muy bonita y ponen una canción, lo cual les resulta más interesante que mis palabras... increíble pero cierto), así que era mejor no perder el tiempo en ello y dedicarme a esto, pues supongo que habrá alguien por acá que se interese en lo que digo, ¿cierto? ... ... ¿aló?


"Archer" es una de las series más divertidas que han dado y que se están dando, un imparable e incontenible cocktail de ingenio, humor negro, incorrección política y fenomenales historias. "Archer" trata sobre una agencia de espionaje, ISIS (luego de ciertos eventos mundiales eso fue cambiado), que cuenta con las más infernales y divertidas aventuras y personajes, entre los que destaco a Archer, el James Bond desdeñoso y rendido al exceso al que le sale todo bien, Krieger, el fetichista científico de la agencia implicado en inventos de dudosa categoría (y para fines ajenos a la ciencia), y Carol (o Cheryl), una chica de gustos excéntricos que por lo general tiene de las mejores líneas y escenas. Desde luego que el resto de personajes está de lujo, como Pam, un personaje que he aprendido a apreciar y querer, aunque estoy seguro que a nadie le gustará el patético Cyril Figgis.
Si algo destaca en "Archer" es su constante capacidad de inventiva y creatividad, cualidades que se notan en los distintos gags que se suceden a lo largo de las actuales siete temporadas (eso del phrasing es brillante, o el dangerzone, o gritar los nombres hasta el cansancio, etc.) o en las variadas temáticas e historias que podemos degustar sin descanso. Porque a parte de ser una serie de espías y luego ser una serie a lo "Miami Vice" y luego entregarse al glamour del noir clásico, también hay episodios que son verdaderos retos y desafíos narrativos (como el que transcurre casi exclusivamente en el ascensor, o cuando aparece Burt Reynolds) que demuestran la dedicación que el creador vierte en cada episodio, algunos más magníficos que otros por supuesto, pero siempre manteniendo la vara más que alta y, lo que es importante, siempre sorprendiendo, porque la cosa no trata solamente de hilar chistes (y chistes que son buenos, además). "Archer" nunca pierde su esencia, pero logra variar en cada paso que da, jamás repitiéndose o estancándose. Me pregunto con qué cosa nos saldrá para la octava temporada, y es que el final de la séptima realmente te deja con el misterio a flor de piel...
"Archer" es una gozada de tomo y lomo a la que es imposible resistirse. 

3 comentarios :

  1. Hombre... a mí desde luego me interesa lo que recomiendas. La minoría silenciosa existe.

    Aprovecho para mandarte un saludo.
    Vigo

    ResponderEliminar
  2. "Mayoría" me sonaba un exceso ;)

    ResponderEliminar
  3. Pues muchas gracias por tus palabras, la idea es nunca dejar de descubrir cosas, y acá no nos detendremos nunca, espero...
    Silenciosos y pocos nos mantenemos firmes :)
    Saludos de vuelta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...