domingo, 11 de septiembre de 2016

Mr. Robot - Temporada 1


Creador: Sam Esmail

Impulsos eléctricos o lo que sea. No tenía planeado ver "Mr. Robot" pero de repente me entraron las ganas y bueno, acá me tienen. Al contrario de lo que pensaba/esperaba, "Mr. Robot" me ha gustado. Siempre dudo de aquello que causa sensación en la prensa y en las redes sociales, en el must see, en las series o películas que son sospechosamente sobrepromocionadas por todo medio posible, pues usualmente los méritos son bastante discutibles. A veces hay excepciones y el producto tiene una calidad innegable. "Mr. Robot" es una de las buenas excepciones. Pero tampoco es la octava maravilla, por favor, que ya la alzan como un clásico moderno y esas cosas. Habrá que desmitificar un poco.



A ver, aclaremos algo: "Mr. Robot" no ha inventado nada, no ha hecho nada que no se haya visto antes (en televisión o en cine). No inventó el discurso del hartazgo social ni la crítica al consumismo o a la superficialidad ni tampoco el llamado a enfrentar a las instituciones ni mucho menos el pueril tufo anarquista/antisistema de los que organizan sus protestas a través de sus iphones, aunque supongo que la televisión necesita tener su propio "Fight Club" para... ¿madurar? No inventó el rollo psicológico en el que se adentra la trama (hola, "Dexter", hola, sexta temporada), tampoco es el primero en usar Where is my mind? de The Pixies (claramente el uso de la canción no fue al azar). No inventó eso de recurrir a una fotografía "desequilibrada" o asimétrica para generar incomodidad, distorsión o confusión emocional y mental ("Banshee" y "Boardwalk Empire" han utilizado dicho mecanismo en varios episodios, si bien es cierto que en "Mr. Robot" es la propuesta audiovisual general, como en "Equals", película comentada hace unos cuantos días atrás). No inventó eso de las conspiraciones mundiales más grandes que tu problema orquestadas por diabólicas corporaciones sentadas a la derecha del dios dinero. Nada de lo anterior merma la calidad global de la primera temporada, en todo caso, básicamente por dos cosas bien importantes: primero, no se necesita inventar nada para contar una buena historia, sólo se necesita tener habilidad y visión para conjugar coherentemente distintos elementos en pos de la narración, y; segundo, la serie es bastante consciente de que no ha inventado nada y se concentra, justamente, en relatarnos una interesante y entretenida conspiración aprovechando y potenciando, de manera honesta, aquellos elementos que sí le pertenecen y que la separan del resto de thrillers conspiranoicos del montón. "Mr. Robot" no ha inventado nada (al contrario de lo que dicen esas páginas que han visto apenas un puñado de series y películas), pero sabe contar su historia a su modo. Además, de verdad no sé qué tanto se impresionan, si hasta el mismo creador ha ido diciendo por ahí cuáles son los referentes cinematográficos que le inspiran...
En lo concreto, a pesar de que "Mr. Robot" presenta los típicos vicios de la narración televisiva (como por ejemplo, ramificar la trama y traer a colación más personajes y subtramas de lo necesario sólo con tal de rellenar los episodios encargados), también muestra virtudes que logran sobreponerse a las sosas convenciones narrativas de la tele, justo cuando parecía que éstas se adueñarían del relato. Entre las más destacadas virtudes encontramos el impecable pulso y la firme ejecución de los episodios (particularmente los de la segunda mitad), generando una sólida y sórdida atmósfera de thriller que no flaquea ni hace aguas. También ayuda que, entrados en tierra derecha, la trama se concentre en los personajes importantes y deje de vagar en aquellos que a decir verdad carecen de verdadero peso dramático, como por ejemplo la vecina del protagonista y el drogadicto que la acosa... a esos dos les dedicaron un episodio completo cuyo aporte ulterior es mínimo (¿desestabilizar al protagonista y hacerlo sentir solo? Vamos, cualquier cosa pudo hacerlo), pero al menos estuvo realizado con solidez, palabra impersonal pero efectiva para productos sólo efectivos. Algo similar ocurre en los primeros episodios (los que suceden al primero, que es bastante bueno aunque se alargue un poco), en los cuales hay subtramas que son más relleno que sustancia, pero como digo, todo esto se va corrigiendo a partir del quinto episodio (descontando el sexto, que es el dedicado a los drogadictos). Lo que "irrita" un poco es esa necesidad de hacer analogías entre términos informáticos y la vida en sociedad: que todos tienen un bug, que uno puede ser el malware del otro, que es posible ver el código fuente de la gente... observaciones muy ingeniosas, vamos.
En fin, "Mr. Robot" es una estupenda serie que cuenta una entretenida conspiración y cuyo visionado no tiene desperdicio. Eso sí, yo le bajaría los humos a su discurso de revolución social (si la serie sigue en esa senda en lo que viene, puede que se vuelva imposible de tragar), digo, ¿acaso se necesita que un sujeto te diga que la sociedad vale mierda porque todos comen en McDonald's y toman Coca-Cola -atención a los originales monólogos anticapitalistas del protagonista y Christian Slater, valga la redundancia- y ¡bum!, "sí, fuck the system, corramos desnudos en la mitad de la calle"? Por favor...
Por último, dos peligros que espero no se cumplan: primero, algo ya dicho, si la serie se obnubila por su fulgor revolucionario digital puede que pierda de vista el verdadero gancho, esto es la trama y la conspiración; segundo, similar a lo anterior, si la serie se deja llevar por el rollo psicológico de los episodios finales, puede que suceda algo similar, es decir, minimizar la trama y aumentar secuencias psicotrópicas de valor sociológico o antropológico, que por alguna razón tanto atraen a los espectadores. Como sea, ya veremos qué tal está la segunda temporada, aunque no es que me vuelva loco por verla...

4 comentarios :

  1. Merecerá la pena echarle un vistazo, seguro. Estoy pensando que la cara del protagonista me suena, pero no se de qué. Supongo que de alguna otra serie. Lo que sí tengo claro es dónde escuché hace poco "Where is my mind?" de Los Pixies. En "The Leftovers".
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al protagonista lo vi en un videojuego llamado Until Dawn, es de esas caras que se quedan de alguna forma, sobre todo acá que está siempre al borde. Parece que ya me puse a ver los episodios de la segunda temporada, jaja. Vale la pena, su trama y su ejecución definitivamente enganchan lo suyo y cumplen lo prometido.
      La verdad es que me sorprendió escuchar Where is my mind acá, y eso que es la misma versión de "The Leftovers". En ambas queda bien. Y queda menos para la tercera y final temporada (¡!).
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hace poco la acabé y la reseñé en mi blog. Me gustó mucho y estoy deseando de ver la segunda temporada!

    Muy buena tu crítica, Jimmy!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La segunda está siendo más esquizofrenia que conspiración, aunque ya que estamos, hay que seguir viéndola.
      Gracias, se hace lo mejor que se puede, jeje.
      Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...