domingo, 25 de diciembre de 2016

Bang Bang - 1971


Director: Andrea Tonacci

Hace unos cuantos meses por acá se comentaba "No mires para abajo", una de las últimas películas de Eliseo Subiela, director argentino que hoy ha muerto, según informaron cercanos a él. En carpeta están "Hombre mirando al sudeste" y "Últimas imágenes del naufragio", sólo dos películas de una filmografía que siempre me ha parecido interesante. Aprovecho para comentarles un pensamiento (más bien una pregunta) que me hacía regularmente: ¿por qué Subiela nunca hizo una película sobre Yo visité Ganímedes (la novela de Yosip Ibrahim)? No es que sea la gran pregunta; de hecho, es probable que se responda sola a medida que me familiarice más con la filmografía de Subiela. Ojalá pueda completarla más pronto que tarde. De momento, me tengo que conformar con comentar una de las imbecilidades más inútiles que he tenido el disgusto de ver en el último tiempo: "Bang Bang", opera prima de Andrea Tonacci. Yo prefiero el Bang Bang de Rammstein, ya saben: Bang, Bang... Bang, Bang... ohhhhhh Feuer Frei!...


Estúpida, insufrible e inenarrable basura es "Bang Bang", un eterno y cansino cúmulo de escenas sin el más mínimo sentido que van abusando del absurdo por el absurdo, el absurdo porque sí, el gratuito absurdo que no es más que la enésima prueba de las pretensiones de algunos por ser excéntricos, rupturistas y revisionistas, cuando en realidad no tienen la más remota idea de qué decir ni mucho menos relatar. Son ochenta insultantes minutos que colman la paciencia y la inteligencia. Tonacci no sólo demuestra una preocupante y patética falta de ideas disfrazada de ingenio e innovación formal/estética/narrativa, sino que también nos ofrece la viva definición de una imagen que no narra, que no significa ni mierda, completamente vacía y despojada de valor. No esperen un hilo conductor, tampoco esperen cimientos lógicos: cada cosa que vemos es tan prescindible que le da a la palabra una nueva dimensión: reemplacen cada escena con tres minutos de una pared blanca y obtienen el mismo puto resultado. La cosa comienza con un pésimo taxista que recoge a un insoportable peatón, luego sigue con tres estrafalarios bandidos que no mueven un sólo músculo de la cara en todo el metraje, luego vemos a unas señoras bailando, luego interminables seguimientos a un jeep que va por la ciudad y el desierto (o lo que sea), luego un sujeto con una máscara de mono, entre otra seguidilla de personajes y escenas que se suceden a tontas y a locas sin mayor propósito aparente. Lo que alcancé a entender es que los tres estrafalarios bandidos secuestran al insoportable peatón, pero es que después veo al segundo por su cuenta y ya no se entiende nada. También vi recursos que beben e ironizan de ciertos géneros cinematográficos, y de paso se utilizan a pito de nada iconos visuales o sonoros como la famosa música de 20th Fox que suena al inicio de las películas o al final de "Los Simpsons". Después de acabado el sufrimiento (es decir, finalizado el visionado), hice algo que hago poco y busqué de qué se trataba esta película, pero como es tan poco conocida, me encontré sólo con la sinopsis de IMDB: parece que "Bang Bang" trata de un actor que confunde su realidad con la realidad de la película que se encuentra filmando, algo con mafiosos ciegos y travestidos. Supongo que eso explica (es un decir) a los bandidos y la música de la Fox. No lo sé ni me importa. Desde luego, nos dirán que la falta de orden y de estructura y el abuso de superfluas ocurrencias estilísticas era la intención fundamental del director, un genio que deconstruye las bases del lenguaje cinematográfico y/o de la sociedad moderna, pero yo les digo, aquí y ahora, que eso es pura cháchara: se nota por los cuatro costados que "Bang Bang" es un ejercicio fallido y redundante que carece de discurso y de fondo. Un verdadero asco.
Miren, ya perdí 80 minutos de mi vida con este horror de "película", no voy a seguir perdiendo el tiempo escribiendo al respecto. Sólo les aviso que no la vean por nada del mundo, incluso si la más que probable legión de seguidores de esta cosa les insta a hacerlo. ¿Por qué la vi yo? Oh, bueno... es algo embarazoso... me vi atraído por una captura en donde salía el sujeto X con la máscara de mono encima. Lo merezco, lo sé...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...