jueves, 1 de diciembre de 2016

Harmonie - 2014


Director: Yasuhiro Yoshiura

Tan apresurado estoy que ni me percaté de que hoy comenzó diciembre, penúltimo mes de mi año 2016. Tampoco hay tiempo para celebrar, así que, tras el pequeño tentempié que fue "Noisy Birth" (graciosa ironía la de dicha frase, ¿no?... quizás no, para qué me engaño), ahora vamos con "Harmonie", un mediometraje de 25 minutos que, en apariencia, es el Yoshiura más lejano del núcleo que había sido su filmografía hasta entonces, si bien sus ideas siguen tan presentes como en cada uno de sus trabajos. No es el mejor, ni siquiera sé si es bueno, pero se puede ver y, estoy seguro, encantará y hará suspirar a una legión de sentimentales otakus.


No sé qué tanto les vaya a sorprender "Harmonie"; quizás su gracia radica en su ternura e ingenuidad, cosas que de buenas a primeras me dejan bastante indiferente, ¿o creen que por mostrar mejillas rojas y amores timoratos la historia es por defecto de una calidad incuestionable? Por favor...
"Harmonie" es una historia de amor que sucede entre el chico tímido pero especial y la chica que, aunque popular, es igualmente tímida y especial, además de tener un pasado conflictivo, el cual siempre termina siendo el vínculo romántico. Nunca falla. Él tiene un gran oído musical; ella, una mente llena de historias y fantasías. Él piensa que ella es inalcanzable; ella, que nadie la alcanzará. Sin embargo, un evento fortuito (todo en la vida es fortuito, perdonen la redundancia) hará que estos dos se conozcan no por lo que proyectan hacia el exterior sino que por esa característica única que se guardan del resto, por protección o lo que sea.
Yoshiura acierta en que le otorga al típico relato de "chico conoce a chica... a la japonesa" un sutil componente psicológico y hasta fantástico, aunque siempre manteniendo presente cierta ambigüedad, un subyacente cuestionamiento de la realidad, por no mencionar su siempre atenta mirada sobre las relaciones interpersonales y qué las determina. Lo más destacable es la revelación final, triste en su fondo, pero bastante optimista en la mirada, aún cuando se perciba un dejo de que todo es mentira y vivimos engañados o algo así. Para que lo sepan, la premisa del corto es "¿cómo lograr que mi mundo se conecte con el mundo de ella?". Combinen "Regression" con alguna comedia romántica japonesa y obtendrán "Harmonie", que es simpática y todo, pero vista infinitud de veces antes.
Pero, si hace que los otakus suspiren y se cuestionen su realidad, aunque sea un poquito, supongo que Yoshiura habrá cumplido su misión: introducir la filosofía a los jóvenes.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...