lunes, 9 de enero de 2017

76 89 03 - 2000


Directores: Flavio Nardini & Cristian Bernard

Ahora sí que he podido ver "76 89 03", opera prima tanto de Flavio Nardini como de Cristian Bernard, quienes han vuelto a trabajar en numerosas ocasiones posteriormente, y ahí podemos encontrar la miniserie (luego resumida en largometraje, según IMDB) "Germán, últimas viñetas", que como se imaginarán, trata sobre el autor de El eternauta, Mort Cinder y El Sargento Kirk, por mencionar tres de las historietas escritas por Hector Germán Oesterheld. Prometo que por acá comentaremos esa película, ¿me oyeron?


La historia de tres amigos y una fantasía que guardan a lo largo de toda su vida: conocer y tirar de lo lindo con una famosa y deseada modelo llamada Wanda Manera (nada que ver con Wanda Nara... ¿creo?). El título, "76 89 03", hace referencia a los años en que transcurren los tres arcos argumentales, aunque 76 es más bien una introducción y 03 una breve humorada que sirve para concluir de una manera irónica y ambiguamente optimista los desafortunados acontecimientos de 89. Así, si en 76 nos presentan a los personajes y esa fantasía que comparten, en 89 llega el momento de la acción: en la víspera del matrimonio de uno de los amigos, es decir en la descafeinada despedida de soltero que los otros dos le obsequian, un evento fortuito dará pie para que ese caliente sueño que los atormenta desde la infancia se cumpla en una pulposa y candente realidad, por lo que se pasarán la noche entera visitando personajes de todo tipo haciendo lo que sea necesario para que la fantasía se haga carne. Los directores no se complican la vida y son completamente fieles a esa máxima de que su película no tiene ningún mensaje, dicho de otra forma, "76 89 03" es un entretenido ejercicio de estilo en cuya desenfadada y entusiasmada forma se entrecruza la comedia negra, el relato criminal, el coming of age adulto (¿?), el drama del perdedor y una mordaz crítica social, o en su defecto una aguda mirada tanto a las relaciones interpersonales y sociales de los argentinos consigo mismos y los demás (extranjeros) como a un clima sociopolítico cuyas sombras se cernían inclementes sobre la gente. Lo anterior no es una contradicción, porque los directores no vienen a aleccionarnos sobre qué es bueno y qué es malo, simplemente nos cuentan las aventuras urbanas de unos desesperados amigos que son, para bien o para mal (o para terreno intermedio), habitantes de su tiempo y que pertenecen a él, algo que es imposible de negar y olvidar. Sin embargo, más allá de su formidable guión y aún más deslumbrante dirección, lo que más destaca de "76 89 03" es la ingenua pero potente honestidad con que los directores ejecutan su película, como si pusieran una parte de sus vidas en esta historia, como si quisieran revivir anécdotas y sensaciones y dificultades, lo cual puede apreciarse en la profunda calidad de los diálogos y en la diáfana (pero nada complaciente) descripción moral de los personajes, así como de su amistad, siempre complicada pero siempre fuerte como el hierro. "76 89 03" es entretenida a rabiar, pero sus múltiples y sinceras capas internas enriquecen aún más su propuesta y el visionado. Excelente película; amena, sencilla, genuina, se nota que está hecha con principios y con el corazón.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...