jueves, 9 de febrero de 2017

Bolivia - 2001


Director: Israel Adrián Caetano

A propósito del título de esta película, recuerdo que una vez, a mis doce o trece años, un profesor no supo escribir Bolivia. Su clase transcurría con normalidad, no recuerdo sobre qué cosas (quizás sobre la Guerra del Pacífico), y de repente comenzó a hablar sobre dicho país. Tomó su plumón (o marcador) y comenzó a escribir Bolivia al mismo tiempo que lo decía, y así fue: "...blablabla de Boli... eh... Boli... uh...", al final lo dejó en "Boli." mientras su voz continuaba con el "via" restante. Supongo que se confundió entre la "v" y la "b", y yo lo habría hecho notar, después de todo para lo único que participaba en clases era para hacer notar las equivocaciones de los profesores que me caían mal, pero éste no me caía mal y nosotros éramos como diez alumnos en la sala, así que podía ser incómodo. Vaya recuerdos, ¿eh? Ahora hablemos de "Bolivia", película de Israel Adrián Caetano (la primera que hizo en solitario), de quien hace poco comentábamos "Pizza, Birra, Faso". Un buen tipo este Caetano; no duden en que seguiremos viendo películas suyas.


"Bolivia" es una película sencilla pero es capaz de poner multitud de temas sobre la mesa con total naturalidad y fluidez, casi como si capturase un verdadero pedazo de realidad y lo reflejara en imágenes, dejando que éstas sean las que transmitan el diario vivir de cierto tipo de personajes con los que nos encontramos (o no) todos los días... en nuestros respectivos países, claro. A través de una preciosa poesía de lo cotidiano, Caetano nos muestra la belleza de todo cuanto hacemos durante el día, incluso lo más banal e insignificante, pero también nos pone frente a frente, cual espejo se tratase, con la naturalizada hostilidad hacia nosotros mismos y los otros, con la invisibilizada miseria en que viven muchas personas comunes y corrientes, y con los problemas agregados que conlleva ser extranjero en otro país, pero como digo, éstos son tan sólo un par de temas entre varios más, si hasta me da la impresión de que me puse algo simplista. "Bolivia" relata la experiencia de un inmigrante boliviano, ilegal, que trabaja en algún restaurante de algún barrio de Buenos Aires para poder alimentar a su familia, que se quedó allá en La Paz. No es una experiencia fácil la del protagonista, Fredy, pues aparte del poco dinero que gana y de las pobres condiciones en que debe vivir, también debe soportar muestras de racismo en distintos grados, ya sean directamente insultos, prejuicios y sospechas (como la escena de los policías o cuando el dueño de la pensión para extranjeros muestra la hilacha al final) o gestos más sutiles (aunque todo depende de la sensibilidad de uno). Tampoco es fácil para el resto, que debe llevar una vida dura y esforzada, usualmente recompensada injustamente, y así, esta bella pero sucia cotidianidad irá haciendo mella en los personajes, casi imperceptiblemente, hasta que las cosas se salgan tristemente de control. Algunos preguntarán quién tiene la culpa, otros lo afirmarán con seguridad, pero Caetano, amén de su certero y profundo tratamiento de situaciones y personajes, nos invita a dudar y nos hace convivir con un puñado de víctimas (sin que exima de responsabilidad a nadie, ya sea el jefe o los comensales, y ésos son dos conceptos diferentes a mi entender) que también se hacen las mismas preguntas e incluso más, cuestionando y lamentando su existir.
"Bolivia" es uno de tantos episodios que suceden en las grandes capitales del mundo, un episodio que hemos visto muchas veces pero que nunca deja de causar pesar y estupor, un episodio que seguirá ocurriendo en nuestras narices, a unos cuantos metros de distancia o tan lejos que ni siquiera nos llegaremos a enterar, pero vaya que seguirá sucediendo, y cuando un episodio llega a su fin, la vida debe continuar como si nada, pues nuevos problemas se van cargando en nuestros espaldas. Caetano captura este episodio con una mirada transparente y honesta y la transmite a través de un bello, desnudo, contundente y sutilmente visceral despliegue cinematográfico, y todo en apenas setenta minutos de metraje (que por lo demás pueden encontrar en YouTube). Imprescindible, en mi opinión.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...