sábado, 25 de febrero de 2017

Jackie - 2016


Director: Pablo Larraín

No pasa nada, pero resulta que a tiempo me di cuenta de que ésta es la entrada número mil del blog, lo que no significa que sea la película número mil (para saberlo habría que hacer sumas y restas, y puede que una que otra raíz cuadrada), pero sin duda no deja de ser un número importante, así que para celebrar la ocasión pensé que era apropiado comentar algo del connacional Pablo Larraín, que el año pasado estrenó dos películas: "Neruda" y "Jackie", la que ahora nos ocupa. Ninguna de las dos mencionadas es el típico biopic ñoño que ya parece ser plaga (no he visto la primera pero el trailer claramente lo demuestra), lo cual no es de extrañar considerando que Pablo Larraín es un cineasta atípico, atrevido e insobornable. Ojalá no se hubiese salido de la nueva "Scarface", pero estoy seguro que lo próximo que haga será digno de atención.


En efecto, "Jackie" no es un biopic al uso sobre la vida y obra de Jackie Kennedy llena de momentos dolorosos pero inspiradores a la vez, pero eso ya lo sabíamos. De hecho, me atrevería a decir que "Jackie" ni siquiera cae en la categoría de biopic, pues aunque presenta personajes reales en situaciones que de verdad ocurrieron, el guión de Noah Oppenheim y la dirección de Larraín van mucho más allá del simple repaso histórico. La propuesta de "Jackie" es adentrarnos en las horas posteriores al asesinato de JFK pero a través de la mirada de Jackie Kennedy, envolviéndonos en su intensa y ambigua subjetividad. Así, partiendo de una entrevista en la que la protagonista relata los pormenores del asesinato, "Jackie" nos ofrece una mirada humana y cercana no sólo de sí misma sino que también de todo el aparataje político que la rodeó en tan impactante acontecimiento, analizado bajo la punzante y perceptiva lupa de la protagonista, y Larraín, mediante una exquisita, expresiva, sensual y deliciosa puesta en escena (los encuadres, los movimientos de cámara, el montaje, la sensacional banda sonora) que oscila de la extrañeza a la parsimonia, de lo solemne a lo íntimo, de lo sublime a lo sencillo, de lo imponente a lo delicado aparentemente sin orden ni concierto (el orden no es cronológico) pero dramáticamente sustentado por cierto tipo de redención o catarsis, va más allá del asesinato de JFK y los efectos inmediatos que éste produjo en Jackie Kennedy y su entorno (aunque no deja de ser potente el modo en que ella afrontó hechos de tal magnitud), pues se profundiza en la personalidad de la protagonista, en sus miedos e inseguridades, en sus ideales, ya saben..., conformando un personal y contundente retrato (que por otra parte no tiene porqué ser preciso y cien por ciento veraz) que trasciende al personaje público y apunta al ser humano dentro de casa, en familia, enlutada por la muerte de un esposo al que quiere homenajear y asediada tanto por la propia tristeza como por la incertidumbre y la paranoia generalizada. En cualquier caso "Jackie" es una película impresionante, única, y completamente anti-mainstream, dotada de una singular fuerza cinematográfica que se alinea perfectamente con la singular fuerza del personaje principal y del relato. Por lo demás, gran actuación de Natalie Portman, y ojo, que aparece John Hurt haciendo de las suyas como un jocoso pero sabio sacerdote. Imperdible.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...