viernes, 17 de febrero de 2017

The Doom Generation - 1995


Director: Gregg Araki

¡Segunda parada en esta sensacional y arrolladora Trilogía Apocalíptica Adolescente! "The Doom Generation" siguió a "Totally Fucked Up" y antecedió a "Nowhere". Como no sé qué más decir, pues vayamos al grano. ¡Estamos on fire!


"The Doom Generation" es un mazazo al cerebro del espectador, pero también admito que es una película irregular y la más notoriamente "imperfecta" del periodo noventero de Gregg Araki, quizás por esa extraña contradicción que presenta esta historia protagonizada por una avasalladora Rose McGowan, el siempre soso James Duval (no es nada en contra de él per sé, sólo que es prácticamente idéntico a un lastimoso y casi patético compañero de universidad al que le gustaba hacer notar lo deprimido que estaba y que, como pueden ver, no deja de caerme un poco mal) y el atractivo Johnathon Schaech. Y es que, en comparación a "Nowhere" y "Totally Fucked Up", "The Doom Generation" es la única que, cuanto menos, aparenta un relato o una narración relativamente estructurada en actos dramáticos como mandan los cánones, sin embargo, tal como esas dos, la presente es, en esencia, el mismo ejercicio de observación, deformación, satirización, figuración y representación de la maldita realidad, de la perra vida que discurre más allá e independientemente de unidades narrativas.
Puede que en "The Doom Generation" aparezcan personajes con cierto peso dramático y conflictos que supuestamente abarcan todo el metraje que posteriormente desaparecerán por completo, dejando colgado a más de alguno, incluso puede que todo ello luzca absurdo, ridículo y como un vil despropósito sin pies ni cabeza, mas nada de ello importa, pues la propuesta de Araki no es un relato propiamente tal, más bien un precipitado, violento e irreversible salto al vacío lleno peligros, amenazas y muerte que no hace más que exponer con inconmensurable ira lo absolutamente lleno de mierda e hipocresía y estupidez que se encuentra la sociedad. De esta forma, la absurda espiral de violencia de esta sexy e ingenua (o cándida) road movie apocalíptica es el fiel reflejo de los sentimientos de gran cantidad de adolescentes y jóvenes que sienten que el mundo se les viene encima, sin compasión alguna y sin ninguna maldita razón, con todo lo malo que puede habitar sobre él. Bajo esta lógica, todo tiene sentido: tiene sentido que el trío protagonista sea perseguido por cuanto fulano y mengano se les cruce en su camino, ya sea la idiotizada autoridad que es incapaz de ver más allá de la superficie o ese repugnante grupo de bastardos odiosos supremacistas. ¡Todo es representación! El mundo sin reglas ni humanidad en el que se mueven nuestros personajes es la manera en que Gregg Araki expresa los grandes problemas juveniles (la soledad, la inseguridad, el miedo, la intolerancia, la violencia, la sexualidad, los impulsos incontrolables, el abandono, el desempleo, la represión, el conservadurismo, el machismo) que ocurren en la civilización occidental, y por encima todo será muy trash y excesivo, pero "The Doom Generation" es romántica que te cagas y lo único que cuenta es el amor imposible de dos muchachos impedidos de ir más allá de los límites, de satisfacer sus deseos como corresponde: de manera libre.
Vuelvo a lo mismo: puede que determinadas escenas parezcan gratuitas y no tengan mucho sentido en un sentido macro de relato, pero la cuestión es la intensidad y el significado subyacente del momento, aunque para qué estamos con cosas, ¡también me encanta el desaforado estilo con que Araki filma cada locura!, ya sea una grotesca muerte o una dulce escena de sexo (como todo lo que hacen Rose McGowan y James Duval). Parecerá broma, pero "The Doom Generation" es un coming of age en toda regla: adolescentes que exploran, descubren y, por las buenas o por las malas, aprenden que el mundo es una mierda. Y pregunto: ¿no les parece extra tierno la manera en que se miran los dos hombres del trío? ¿No les parece extraña pero potentemente desoladora la triste expresión de Rose McGowan; esa vulnerable mirada que pide a gritos huir de tanta mierda, que parece llorar por dentro por culpa de tanta basura, cuyo único anhelo es poder disfrutar de un buen polvo y una buena compañía sin preocuparse de morir y dejarse aplastar por la sociedad?
"The Doom Generation" es pura actitud, pura personalidad, puro sentimiento. Una puta genialidad.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...