viernes, 3 de febrero de 2017

The Girl with All the Gifts - 2016


Director: Colm McCarthy

Hace algún tiempo me enteré de la existencia de "The Girl with All the Gifts" porque Gemma Arterton actúa en ella, pero no me interesé mayormente. Tampoco vi esta película porque me interesara mucho, pero como de repente se empezó a hablar de ella, y todos repitiendo la misma cantinela de que es una película de zombis con un nuevo planteamiento, entonces me animé, con todas las buenas intenciones del mundo, a comprobar si dicha afirmación era cierta, después de todo siempre es refrescante ver películas que tomen ciertos riesgos. Por desgracia no es el caso, y si por ahí leen que el segundo largometraje del televisivo Colm McCarthy es mucho más que una cinta de zombis, entonces no presten atención y den por seguro que simplemente es una grosera falta de criterio. Acá también podemos equivocarnos, pero no se equivoquen: no somos tontos, sabemos cuando una película intenta meternos el &@!% en el ojo.


A ver, el supuesto elemento original de "The Girl with All the Gifts" es que tiene niños que son híbridos entre zombis y humanos (también hay zombis y humanos por separado, sin mezclas): doblemente original, vamos. Eso de híbridos quiere decir que la mayoría del tiempo son niños comunes y corrientes hasta que huelen carne humana y se comportan como animales hambrientos. Esto uno lo puede saber en menos de diez minutos, relájense. Dejando de lado la discusión de si se han visto niños zombis y/o híbridos zombi-humanos con anterioridad (claramente, lo más antiguo que el populacho ha visto del género zombi es la "Dawn of the dead" de Zack Snyder, la cual, a todo esto, debería volver a ver), "The Girl..." es el típico relato en donde una niña especial que tiene la cura dentro de ella, una doctora dispuesta a sacrificar a la niña para salvar al mundo y una sentimental idealista en contra de sacrificarla, entre otros personajes preconcebidos y clichés, deben ir de un lugar a otro porque repentinamente el lugar en donde se encontraban fue arrasado, sorteando por el camino toda clase de complicaciones (zombis, básicamente, y un grupo de niños-híbridos salvajes) y dilemas morales, hasta que las cosas se resuelven de la mejor manera posible para los personajes más queribles. Nada sorprendente, nada original: el mismo resultado y la misma receta, sólo que con un par de ingredientes ligeramente distintos, pero no por ello menos típicos y tópicos. Quizás la gracia que le ven es eso de civilizar a los híbridos y que éstos serán dueños del nuevo mundo, pero este mensaje es tan insustancial, somero y fugaz que casi ni se nota, queda reducido a la mínima excusa, pues en esencia el relato es sobre la supervivencia de los pocos humanos que quedan y no sobre la plena consciencia de los híbridos (o los ecos de humanidad en los zombis). El tema moral brilla por su ausencia, qué duda cabe. Por lo demás, la puesta en escena de Colm McCarthy es estéril, sosa e insípida, y más parece un episodio televisivo alargado que cine como corresponde, y no es de extrañar dado el historial de McCarthy. "The Girl..." me sabe a una desvergonzada mezcla entre The Last of Us, el videojuego de Naughty Dog (que lanza su segunda entrega en no mucho tiempo más), por eso de los zombis estacionarios que reaccionan a cualquier ruido alrededor y lo de los hongos que tienen el virus -sin mencionar el conflicto de: niña que tiene la cura y cuya vida se debate entre la salvación y la resignación-, y "Utopia", con estas vibras paranoicas que más que inquietud me provocan distracción. A propósito, ya se me hacía familiar la banda sonora de "The Girl...": ¡la compuso Cristobal Tapia de Veer, el mismo que hizo lo propio en "Utopia"! Obviamente el señor Tapia de Veer no se esfuerza mucho en innovar...
En resumidas cuentas, "The Girl..." es otra típica película de zombis que se jura distinta por alterar vagamente las dos o tres partes más inanes de la ecuación. Si hablamos de zombis rabiosos, yo sigo prefiriendo "28 days later", aunque tengo que volverla a ver para saber si me sigue gustando. Yo mejor sigo leyendo The Walking Dead, ¡que está para morirse!

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...