viernes, 7 de abril de 2017

Graciela - 1956


Director: Leopoldo Torre Nilsson

Las coincidencias de la vida quisieron que el nombre Graciela se me presentara por partida doble. Graciela se llama la amada de José Antonio, protagonista de "Golondrina de invierno", preciosa novela de Víctor Domingo Silva sobre un hacendado que se enamora de la hija de un senador que pasa las vacaciones de verano en un fundo vecino, y cuyas vidas opuestas, él un hombre de tierra y ella una santiaguina de tomo y lomo, puede ser el gran impedimento para consumar este ¿romance de verano? "Golondrina de invierno" es una novela escrita con gran y poética sensibilidad, de profundo sentido emocional, por ello quedé con la boca abierta con la siguiente cita, que sigue luego de contextualizar que el campo estaba triste en invierno: "La tierra, como las mujeres, se pone fea en el período de la fecundación"... No es lo más halagador, ¿eh? Como sea, no se hagan una mala idea por una breve cita en particular; "Golondrina de invierno" es de esas apasionadas historias románticas que te sacan sonrisas y suspiros a cada momento, y si eres más o menos llorón, pues me imagino que también una lágrima (de tristeza o felicidad, apuesten). La otra Graciela es, por supuesto, la protagonista de este filme titulado en su honor, dirigido por el maestro Leopoldo Torre Nilsson.


Interesante historia es la de "Graciela" (protagonista y película). Contiene varios relatos y géneros pero tampoco parece adscribirse a ninguno en particular, más bien es la narración de la experiencia y las vivencias de Graciela, una cándida muchacha, tras dejar su pequeña ciudad de la provincia para mudarse definitivamente a la casa de una tía suya en Buenos Aires, edificación que conoció tiempos mejores, más felices y luminosos y prósperos, pero que ahora se halla oscura, húmeda, triste y decadente, y en la cual viven la abuela de Graciela, una señora en perpetuo lamento por la desgraciada y miserable condición en que se ha sumido su casa y su familia; Angustias, tía de Graciela, señora solterona y fanática religiosa que rige la casa con mano firme (al menos eso intenta); un tío pintor cuyo nombre no recuerdo y que apenas vive de los pocos pesos que saca por la venta de sus poco apetecidos cuadros; Gloria, la esposa de éste, a quien fustigan permanentemente por sus actividades de dudosa categoría y honor; y Román, otrora promesa del piano devenido en simple pero encantador matón que lleva dinero a la casa, pero quién sabe de dónde. Graciela, que pensaba llegaría al hogar feliz que recordaba, se encuentra con este panorama gris y mezquino, pero de todas formas debe hacer su vida en la facultad, en las salas de teatro, etc. Yo diría que "Graciela" es más un trabajo atmosférico e incluso conceptual, pues su argumento no se concentra en algo concreto sino que en la sucesión de decepciones y sensaciones que viven los personajes de esa casa de perdedores, prostitutas y solitarios, una casa cuyo valor simbólico por cierto no hay que mirar en menos (¿el estado de las cosas de una parte de la sociedad argentina, quizás?, ¿el inevitable descenso de la burguesía?). Podría ser un relato romántico en tanto hay triángulos amorosos e incluso otras figuras geométricas, conflictos que surgen por el interés que despiertan los personajes entre sí; podría ser cine negro en tanto hay una descripción sombría y ambigua de la moral y personajes misteriosos e intrigantes que se mueven al borde de la vida y la muerte; podría ser un coming-of-age en tanto la remembranza de Graciela adquiere un halo místico, definitivo, como un tránsito hacia la adultez, un proceso en el que se abren los ojos a las desilusiones, a las derrotas. "Graciela" no es nada en particular y sin embargo contiene gran cantidad de pulsiones y relatos y tramas y motivos... Además cuenta con una muy sugerente (ese coqueteo con el incesto te pone un poco de los nervios) y casi siniestra dirección de Torre Nilsson, que filma esta decadente casa como si de una edificación gótica se tratase, como si no fuera un hogar sino que una continua pesadilla viviente llena de claroscuros y rincones sumidos en el más profundo de los negros...
"Graciela" es una película difícil de calificar pero, ciertamente, es muy agradable y fascinante de ver. Acá el link, che.

2 comentarios :

  1. Cuantos clásicos que no conzco. A ver si encuentro la peli.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente está en youtube, como casi todas las pelis de Torre Nilsson. Ese canal ha subido gran cantidad de clásicos y piezas desconocidas del cine argentino, una verdadera joya. No se pueden ver todas, pero se hace lo que se puede, ja, ja.
      ¡Saludos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...