domingo, 2 de abril de 2017

The Meaning of Life - 2005


Director: Don Hertzfeldt

Hoy no me quejo, ha sido un domingo relativamente tranquilo. Seguimos con Don Hertzfeldt, eso sí. Hoy dan el último episodio de "Big Little Lies" y el final de temporada de "The Walking Dead". Esta semana vuelven las series al blog, y vuelven con todo.

Pero antes de "The Meaning of Life", los dos trabajos restantes de la época universitaria de Hertzfeldt.

Lily and Jim

Despiadada y agridulce mezcla de amargura e ingenuidad. "Lily and Jim" es una adorable pero verdaderamente incómoda mirada a las relaciones románticas (en un tono anti-romántico) de la gente común y corriente, aquella llena de inseguridades y crueles autodiagnósticos y cuanta cosa más, nada que ver con esos rutilantes romances de grandes y perfectas estrellas o los aún peores, por hipócritas y alevosos, romances indies de bellos "fracasados" de clase madia-alta que no tienen ni un peso pero se la pasan en Starbucks hablando de lo triste que se sienten porque nadie compra sus artesanías urbanas. Lily y Jim son simples figuras de palo y tienen una cita a ciegas que no va precisamente sobre ruedas, y entre medio, tanto Lily como Jim nos van dando sus impresiones pre-, in situ y post-cita a ciegas, impresiones a veces contrapuestas que, como si no fuera suficiente, demuestran la irónica y en el fondo triste realidad del hombre y la mujer promedio, demasiado atados por restricciones propias y carentes de todo sentido del riesgo y (sano) atrevimiento: que son artífices de sus propias derrotas. Lo peor es que no los podemos culpar.

Billy's Balloon

"Billy's Balloon", o, El Ataque de los Globos Vivientes: cinco minutos de globos atacando violenta y brutalmente a los niños del parque; un día de paseo convertido en apocalipsis infantil. La pesadilla de todo padre.

THE MEANING OF LIFE


Una criatura animada evoluciona en un humano funcional. Todo un proceso evolutivo que acaba con un montón de humanos egoístas y superfluos y frívolos y atontados preocupados del dinero, de la televisión, de las apariencias, de las quejas propias y ajenas, de la comida chatarra, del resto, de nadie, de todo, de nada, de las cuentas, del trabajo, de la carrera, de la salud, de los seguros, del futuro, de la vida, ignorando a los que caminan al lado suyo, ignorando lo que sucede alrededor suyo, convirtiéndose en una partícula dirigida hacia ninguna parte y ¿para qué?
El resto del universo se mueve, el tiempo avanza, las formas de vida evolucionan, transitan, chocan, se miran, se dicen cosas, cambian, se pierden, se evaporan, se desintegran, se transforman, siguen igual, el tiempo no tiene importancia.
¿Y el sentido de la vida? Paradójicamente, y he acá la gracia del corto de Hertzfeldt, es que, descontando los dos alienígenas del final que hablan del sentido de la vida (en una lengua desconocida para nosotros, otra gracia más), lo único que vemos es puro vacío, sinsentido, la nada misma: cero respuestas.
¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Dónde está el sentido de la vida?
¿Existe el sentido de la vida?
¿A quién le importa?
¿A los humanos?
El sentido de la vida es que no hay ningún puto sentido de la vida.
Y más allá de nuestras fronteras: las galaxias, las estrellas, los planetas, los agujeros negros... Todo un universo que nos hace invisibles, insignificantes.

Como curiosidad, ninguno de los tres cortos comentados recurren a una metanarración o a una narración consciente de sus propios mecanismos, o una historia consciente de que es la creación de un autor. El mismo Hertzfeldt ha dicho que por lo general no se repite de manera consecutiva.
Todos los cortos comentados están en YouTube y encontrarlos es más fácil que hacer huevo frito. (Lo admito, me da pereza enlazar los cortos, jo, jo).

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...