sábado, 29 de abril de 2017

The Squid and the Whale - 2005


Director: Noah Baumbach

En "Sex&Drugs&Rock&Roll", la infravalorada y ya difunta serie de la otrora respetable FX, Dennis Leary discute con un compañero de banda que lo está tratando de arrogante y egoísta o algo por el estilo, y para ilustrar su punto le pregunta "¿has oído la historia de Jonás y la ballena?" (obviamente, Jonah and the whale), a lo que Dennis Leary le responde, sin estar muy seguro, "¿no es esa película en la que Jeff Daniels actúa de padre súper pedante y sabelotodo?". ¿No? ¿Nada? Bueno, a mí me pareció un diálogo muy gracioso y qué hablar de la serie, de un sentido del humor imparable. En cualquier caso dicha anécdota viene a colación porque la película de la que habla Dennis Leary es "The Squid and the Whale" (por si no se había dado cuenta), cuarta película de Noah Baumbach y probablemente la más famosa de su filmografía (bueno, hasta que apareció "Frances Ha", creo), incluso haciendo creer a la gente menos informada que es su opera prima. Como sea, ya que estamos viendo películas de Noah Baumbach, era imprescindible ver ésta, ¿no les parece?


Me iba a hacer huevo frito y cuando rompo el cascarón veo que el huevo tiene dos yemas, y yo quedé boquiabierto porque ¡es la primera vez que me pasa! En todo caso, ¿qué significa un huevo con dos yemas? ¿Qué habrían nacido pollos siameses o que cada yema hubiera creado dos sendos pollos?
Como he dicho varias veces últimamente, "The Squid and the Whale" la vi mucho antes de que comenzara este blog, en el cable, en el I.Sat creo, bajo el título de "Historias de familia" o algo así. Me gusta ese canal a pesar de que no lo he sintonizado en años; ese canal me ha permitido descubrir un montón de películas y directores que, por cierto, no he comentado acá porque, como podrán imaginar, las vi mucho antes de comenzar este blog. "El último verano de la boyita", "My summer of love", los cortos animados de Don Hertzfeldt (que sí los comenté hace poco), "In Bruges", "Brick", entre otras que no puedo recordar así de buenas a primeras. Quizás me baje la nostalgia y me dé por ver el I.Sat de nuevo, aunque dudo que pueda reproducir nuevamente esa maravillosa sensación de descubrimiento y expansión del horizonte que sentía en aquel entonces.
Con respecto a "The Squid and the Whale", la verdad es que no se me ocurre mucho que decir, pues el encanto que Noah Baumbach le imprime al relato es ciertamente indescriptible e inasible. La cosa trata sobre una familia que se trastoca al divorciarse los padres (Jeff Daniels y Laura Liney), dejando a los hijos un tanto extraviados o confundidos, justo cuando ellos mismos también están experimentando sendos y trascendentales cambios. Un relato de madurez (no sólo aplicado a los personajes jóvenes, por favor), o quizás de despertar, de abrir los ojos, de tomar las riendas no tanto así como de la vida sino que de tu propia identidad, de decidir a conciencia, de aceptar lo que venga y seguir avanzando; nada grandilocuente ni artificioso pero innegablemente verosímil y quietamente poderoso, humildemente poderoso: complejo a la vez que sencillo, trágico a la vez que cómico. Como digo, una película que transmite muchas cosas pero que no se atraganta ni ahoga a sí misma, que se mantiene fluida y natural pero, sobre todo, honesta. Imposible no dejarse llevar por su impresionante caudal de sentimientos e impresiones.
Gran película.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...