sábado, 6 de mayo de 2017

Potiche - 2010


Director: Francois Ozon

"Potiche" es la última parada de esta tercera etapa de la retrospectiva ozoniana, la más breve hasta el momento básicamente por lo que señalé ayer: ¿dónde demonios se puede encontrar una buena copia de "Ricky"? Obviamente no vamos a dejar que un pequeño tropiezo nos desaliente, qué demonios, además algún día comentaremos esa película, como es debido. Mientras tanto habrá que seguir con lo que se tiene haciéndolo lo mejor posible, qué remedio.


"Potiche" es una simpática y entretenida comedia, fantásticamente liderada por Catherine Deneuve, que pone sobre la mesa temas que no han perdido ni un ápice de vigencia pero a través de un tono ligero y festivo, centrándose en la acción y no en la teoría, o dicho de otro modo, dejando las cansinas y estacionarias proclamas de lado para simplemente imponer un avasallador y elocuente flujo de acontecimientos. Es una comedia, después de todo.
Catherine Deneuve interpreta a una mujer adinerada pero que vive reducida a un estrecho estereotipo de ama de casa en donde básicamente cumple el rol de florero, pues el marido, que maneja la empresa del fallecido suegro, realmente no la toma en cuenta y, es más, probablemente piensa que no tiene madera de empresaria. El asunto es que una huelga en la fábrica familiar, en donde los obreros reclaman mejoras salariales y un trabajo justo y digno, pondrá en marcha sucesos que harán que a Deneuve le pique el bicho del empoderamiento. Como Ozon no es ningún pedante ni mucho menos un tonto, sabe que es completamente inútil aleccionar al espectador, por lo que deja que la narración misma sea la que se exprese, la que transmita sus ideas a través de personajes bien definidos, verosímiles en su construcción (que no es compleja pero funciona a nivel dramático), y tramas bien planteadas y desarrolladas (como que Deneuve pase del liderato en sectores privados al liderato en la esfera pública). Si hemos de relacionar "Potiche" con otras películas de Ozon, o mejor dicho emparentarla con las intenciones y visiones vertidas en otros filmes suyos, claramente surge el tema del poder femenino, de la muerte (simbólica o literal) del patriarca como detonante de la liberación, la podredumbre moral de cierta clase alta conservadora, etc. Ustedes se darán cuenta de inmediato de hacia dónde van los tiros.
En cualquier caso, más allá de lecturas discursivas y demás, "Potiche" es, vuelvo al inicio, una amena y grata comedia que se pasa volando y que cuenta la historia de cómo una señora decide dejar de ser un adorno para convertirse (por alguna razón había escrito "combertirse"... menos mal me di cuenta a tiempo), en resumidas cuentas, en una persona hecha y derecha, aunque el camino no esté, ciertamente, exento de dificultades, tejemanejes y puñaladas por la espalda. Muy agradable, en efecto. Y genial Catherine Deneuve... y siempre es un gusto ver al gran Gérard Depardieu, que, como ustedes saben, nació el mismo día que sho. Oh, sí.

2 comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...