miércoles, 14 de junio de 2017

Evil Dead - 2013


Director: Fede Álvarez

Claramente no tenía grandes expectativas sobre este remake de la película de Sam Raimi (que acá hace de productor, miren ustedes) y no tengo tan en alta estima al uruguayo Fede Álvarez como para pensar que él es la persona indicada para encargarse de tan mala idea y sacarla a flote como algo medianamente digno y disfrutable, pero por otro lado, "Don't Breathe" es una película solvente y estimable que daba cuenta de un director igual de solvente y estimable, un director que, quién sabe, podría sorprendernos, y qué mejor ocasión para sorprender al mundo que dirigiendo el innecesario remake de una película tan endemoniadamente genial como "The Evil Dead". En realidad tampoco tenía mucha confianza, pero me dije "oh, bueno, ya que estamos en ello, veamos qué tal es ese maldito remake". Nada bueno, qué quieren que les diga. Más encima es la opera prima de Álvarez, quien, acabo de ver, no es nada jovencito: ¡tiene ya casi cuarenta años!, y yo que le daba máximo treinta. ¿Por qué un director de 35 querría debutar con el remake de un clásico del cine B?


En el papel, un remake de "The Evil Dead" pudo haber sido más o menos aceptable si el director hubiese abordado el proyecto, aunque suene ilógico, desmarcándose del tono del film de Raimi en pos de, no lo sé, hacer una película de terror puro que se desmarcara de los vicios y tics del cine de terror actual más sangrante e inocuo que inunda las carteleras año a año (y que aún así cuenta con una incomprensible horda de admiradores). Lo que hace Álvarez es perpetrar la millonésima infamia de "terror" en donde por muchos gatos muertos y banda sonora "tétrica" y monstruos feos y fotografía deliberadamente sombría y opaca y saltitos de imagen o montaje o sonido y gore gratuito y gritos al por mayor (entre tantas otras cosas que me da pereza enumerar), realmente no construyes una atmósfera de terror, de suspenso, de inquietud, de nada. Al menos yo no me vi impresionado en ningún momento; de repente me invadían carcajadas, pero porque la película es tan ridícula que se convierte en una comedia involuntaria, en un ejercicio tan patético que es imposible no sentir vergüenza ajena y reír de indignación, y pregunto, ¿qué se puede hacer salvo reír cuando una escena usa y abusa de gritos y chorros de sangre y música estridente y planos inverosímiles para hacerte sentir mal sin siquiera rozar su objetivo? Por lo demás, hay inexplicables guiños al original que quedan ridículamente forzados ya sea a un nivel argumental (la escena de la mano endemoniada es sobrante a rabiar) como a un nivel discursivo-cinematográfico (el uso de la motosierra más parece una burla que un homenaje), y ya ni hablar de la incomprensible decisión de dotar de cuerpo a esta entidad sin forma (acá es, por alguna razón, una muchacha sucia, pálida y despeinada) o de iniciar la matanza con una tontería del tamaño de una catedral (uno de los muchachos encuentra el libro, lo abre, ignora todas las advertencias tales como "NO LEER EN VOZ ALTA"/"CIERRA ESTE LIBRO", y luego resulta que el imbécil recita el conjuro que invoca al demonio... no te puedes tomar en serio una premisa tan estúpida... al menos en la original todo comenzaba como un accidente, y es que cómo podía saber Ash que en la grabación estaba el conjuro, ¿cierto?). Qué más... Oh, sí: pocas veces he visto a un reparto tan horroroso como el de esta infamia; si la película es de por sí mala, gracias a ellos es incluso aún peor; al "héroe" no le cambia el rostro ni cuando lo intentan matar... ¿Y esa secuencia introductoria? Bueno, esa secuencia introductoria demuestra la falta de integridad de esta basura: su uso es meramente efectista, mostrar que sucederán cosas "fuertes", sin embargo, la secuencia en sí mata todo el suspenso (hagamos de cuenta que por un momento hubo suspenso) porque te explica de inmediato el rollo diabólico o demoníaco, pero qué importa, ¡lo que vende es la sangre! Y escuchen esta: termina la dichosa secuencia, los tontos llegan a la cabaña, bajan al sótano y ven que han pasado cosas malas, uno dice "acá quemaron algo", y el montaje nos muestra imágenes de la introducción... que ocurrió cinco minutos atrás... Imagino que en algún pase de prueba hubo alguien que no se dio cuenta y por ello la necesidad de recalcarlo.
"Evil Dead" sirve para constatar con aún más claridad la genialidad de Raimi y la "The Evil Dead" original: los encuadres, los planos, la atmósfera, el ingenio, el humor, la frescura y consistencia de un relato que transcurre en una sola locación sin desgastarse... Con esto queda claro que la trilogía dirigida por Sam Raimi es una auténtica obra maestra.
En fin, como reza el afiche oficial: "Evil Dead" es una de las experiencias más terroríficamente insultantes que puedan experimentar en sus vidas. Y yo me borro. Ahí se ven.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...