martes, 6 de septiembre de 2016

Blood Father - 2016


Director: Jean-François Richet

Bueno, problemas técnicos, etc., mejor mañana comento "Only God Forgives", la que se supone que debió haber ido hoy, aunque lo cierto es que acá no hay ni orden ni concierto, o al menos eso se intenta por todos los medios posibles. En vez de eso vayamos con una película de Mel Gibson como actor, creo que la última que ha hecho como tal, "Blood Father". A propósito del loco Mel, ¿vieron que su nueva película como director, "Hacksaw Ridge", recibió una ovación de diez minutos luego de su proyección en el Festival de Venecia? Y eso que no está compitiendo... También hay un montón de enviados especiales que no están nada contentos, pero ya llegará el momento de que nosotros la veamos y pongamos al resto del mundo en su lugar.



Primero lo primero: vaya cuerpazo que se gasta el loco Mel a su edad, el tipo está como quiere, con barba o sin ella. Además sigue conservando ese implacable carisma suyo, esa mezcla de auténtico y corrosivo sentido del humor con completa insolencia. Le cae como anillo al dedo, considerando lo más o menos políticamente incorrecta que es "Blood Father", que si bien no es nada del otro mundo en este apartado (ni muy ingeniosa ni tan incorrecta, después de todo estamos en la pussy generation, no se pueden arriesgar a ofender a todo el mundo), sí tiene su saludable componente de descaro y desenfado a la hora de hacer básicamente todo, lo cual se refleja especialmente tanto en el contenido de los diálogos como en la forma en que éstos son recitados (mientras más sucio hablen, mejor; mientras menos solemnes y serios sean, mejor). El resto es un thriller efectivo y esquemático que también es una especie de road movie, en el cual el loco Mel es un ex-convicto y ex-alcohólico que no ha visto a su hija desde hace mucho tiempo que de repente recibe una llamada de ella rogándole desesperadamente su ayuda, pues la chica está en problemas con unos traficantes mexicanos. Así, padre e hija huyen de los malos a medida que trazan un plan para saber qué demonios está sucediendo y cómo demonios salir del entuerto. Aparte de su conocida estructura (avanza sin mayores sorpresas), la gracia de "Blood Father" es el look sucio y medio salvaje que tiene, casi post-apocalíptico, lleno de personajes algo chalados (observen al buen Michael Parks) y en donde aparentemente sólo el más loco puede sobrevivir (si no me creen, miren cómo se las arregla el loco Mel al final, con manos atadas y todo); esto hace que la estructura relativamente predecible no sea otro relato del montón hecho mecánicamente, sino que se vea con genuino interés. Además también tiene algo que me gusta bastante, esto es una descripción, verídica o no, de los mecanismos del poder criminal y sus intrincados procedimientos para establecer comunicación y todo eso. Me ha recordado un poco a "John Wick" y sus monedas especiales, hoteles exclusivos del bajo mundo y las normas que hasta el más brutal asesino debe respetar, aunque el de esa película es otro mundo, acá estamos en el desierto, con los personajes escapando de la sombra del terrible cartel, ¿qué reglas pueden haber?
Lo dicho, "Blood Father" es un efectivo thriller que destaca por su toque picante y violento, y por estar encabezado por el gran loco Mel, quien le otorga al relato esa particular energía y personalidad suya. Tendrá un par de momentos típicos de redención, pero tampoco son muy cursis y no minan el resultado final, además son necesarios para una historia padre-hija. Olvidando la ridícula introducción, disfrutarán "Blood Father" como lo que es, un desprejuiciado thri... bueno, eso ya lo he dicho, ¿no? Entretención sin complejos, no se pondrán exigentes ahora, ¿o sí?

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...