martes, 27 de septiembre de 2016

The Purge: Anarchy - 2014


Director: James DeMonaco

Luego del éxito de "The Purge", no se demoró en llegar la secuela, a la que le agregaron la palabra "Anarchy". Costó más, es un poco más larga y expande el rango de acción, pero nada de ello significa una mejoría. Yo creo que le va bien porque a los gringos se les pone dura cuando se imaginan haciendo cosas malas impunemente, pero ¿acaso no es eso un vil prejuicio de mi parte?


Lo de "Anarchy" viene porque ahora entra en juego un grupo armado anti-purga, y porque todos los personajes principales también están en contra de la purga. Oh, y porque ahora queda mucho más marcado eso de las diferencias socio-económicas y que la purga está hecha para que los ricos se deshagan de los pobres, por lo que se supone hay un tono anti-autoridad, pero pueden ser imaginaciones mías. Con lo anterior, esta segunda entrega expande también sus mecanismos narrativos, por lo que esta vez tendremos a un tipo duro cuyo propósito es la venganza; una pareja en problemas que huye de unos malhechores obsesionados con ellos por alguna razón, y; una madre y su hija de escasos recursos que deberán sobrevivir lo mejor que pueden con lo poco que tienen. Eventualmente todos se encuentran y el relato acaba siendo una especie de misión de rescate, de escolta, que consiste en ir de un lado a otro enfrentando los distintos problemas que surjan, entre los cuales se encuentra un ejército exterminador de pobres y minorías. Los varios mecanismos narrativos no hacen que el relato sea más trepidante e infartante, y el expandir el campo de acción a la ciudad (en donde la exposición es prácticamente mortal) solamente ofrece distintos enemigos que se dejan caer de manera irregular y anodina. El punto es que no nos encontraremos con sorpresas y la trama transcurrirá de manera previsible y simplona, cayendo en las típicas escenas y frases melosas y moralistas, porque el tipo con deseos de venganza se dará cuenta de que la purga es mala y todo eso. Para ser una película con una premisa interesante y promisoria, incluso algo mala leche, el tratamiento sustancial y la ejecución formal carecen de toda ambigüedad y complejidad, reduciendo las cosas a "buenos" y "malos" en una dinámica que resulta repetitiva en todo sentido. Uno acaba viendo "Anarchy" por pura inercia, y al cabo de un rato ya se olvida... No es la mejor opción si quieren entretenerse.

2 comentarios :

  1. La primera de esta trilogía me pareció magnífica por el tema en cuestión. Esta segunda tiene un arranque magnífico pero luego decae irremediablemente: ese tipo ejecutor a lo Charles Bronson algo de cómic o videojuego (solapa levantada, coche y armado hasta los dientes) y esas escenas nocturnas algo sosas, quizá por la falta de presupuesto. Nos va mostrando a porciones lo que tú debes añadir con la imaginación pero no compensa. En la tercera ocurre lo mismo,además de los añadidos sentimentales del inmigrante que tiene su badulaque a lo Apu de Los Simpson. No obstante el tema es escalofriante y no del todo aprovechado por este director. ¿Quién no teme al vecino? ¿O viceversa?

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora quiere hacer una serie para, según él, ahondar más en esta cuestión. Me late que sólo aumentará tramas (que dudo vayan a ser muy buenas) y no profundizará en el tratamiento moral de la purga, lo cual no deja de ser una lástima considerando, tal como dices, lo escalofriante que es. Ya sabemos que en manos de otros autores, la premisa de esta saga habría quedado asfixiante y desafiante hasta la médula.
      Por suerte mis vecinos no son de temer, jaja, pero sería algo terrible vivir con ese miedo todos los días al lado de tu casa, ¿no?
      Muchas gracias por pasarte por acá y comentar, siempre es bueno aumentar los blogs amigos.
      Saludos

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...