jueves, 1 de noviembre de 2018

The 39 Steps - 1935


Director: Alfred Hitchcock


Por sobre todo "The 39 Steps" es una entretenidísima película de espías cuyo punto de partida es puramente hitchcockiano: la de un hombre inocente que de repente se ve envuelto en una tremenda conspiración, quedando como el culpable de un crimen que no cometió y, por ende, obligado a llevar a cabo toda clase de maniobras para comprobar su inocencia y entregar a los malos a la justicia. Con todo, me sorprende lo mucho que se alaba esta película, y no es mala ni mucho menos, ya digo que es entretenida y que hace gala de las múltiples virtudes que Hitchcock demostrara en su período silente y en algunos primeros filmes sonoros (como "El hombre que sabía demasiado", que me parece superior), que tiene escenas muy bien resueltas, amén de su dominio del espacio y del tiempo, es decir, de la tensión y la acción, además de poseer un gusto exquisito para crear y componer imágenes y secuencias. Y ya ni hablar del sentido del humor, que Hitchcock siempre ha sido un tipo muy jocoso y bueno para la fiesta. En todo caso mérito tiene que Hitchcock mantenga el ritmo, la intensidad y hasta la coherencia de un guión bastante... disparatado, o quizás no disparatado, pero medio desordenado, aunque si Hitchcock poco se interesaba en el guión, para qué vamos nosotros a ponernos exigentes, porque no hay que ser obtusos, la cosa es clara: esta película es sobre la extraordinaria odisea de un hombre común y corriente, el enfrentarse a algo que lo supera en prácticamente todo, llevando todas las de perder, sin importar qué se le cruce en el camino. En ese sentido, "The 39 Steps" cumple lo que promete y lo hace con buen pulso, como debe ser un buen thriller.
El asunto comienza con un hombre llegando a un teatro de variedades para ver la presentación de un hombre que afirma tener la mejor memoria del mundo, pregúntale lo que quieras y te responderá, "¿estoy en lo correcto o no, señor?"; entre medio de las preguntas, los borrachos arman un desorden en la platea, alguien aprovecha el mambo para disparar un arma así que la cosa se convierte en un torbellino (ciertamente el Mr. Memoria nunca olvidará esa presentación), y mientras sale del teatro, el protagonista es abordado por una misteriosa mujer que afirma ser espía, que es perseguida por dos hombres, que está impidiendo que información confidencial de algún ministerio británico llegue a manos equivocadas, y bueno, la mujer muere (sepa uno por qué no mataron al protagonista y así se ahorraban todos los problemas), y nuestro hombre deberá hacer todo lo posible para salvar su buen nombre. Nadie lo ayuda, todos están en su contra, pero sigue y sigue, no se puede rendir...
Yo ubicaría a "The 39 Steps" entre "El hombre que sabía demasiado" (arriba) y "Number Seventeen" (abajo). En estos días de feriado estas películas británicas de espías y todo resultan refrescantes e ideales para pasar un buen rato.

6 comentarios :

  1. que peliculon pelado, un ritmo acogonante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. joder claro que sí, no podría ser de otra forma con un coloso como Hitchcock.

      Eliminar
  2. jajaj que si. Men que estas haciendo de tu vida a parte de criticar y despotricar cine. Acá todos queremos saber de ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo mismo de siempre, disfrutando de las pelis y de los libros, nadar y nadar, y ya que no tengo ningún puto peso, correrme la paja solo nomás. Estoy pensando eso sí que ya debería ir encontrando un maldito trabajo, al menos para aparentar "ser alguien en la vida".
      si es que la relatividad del universo no es demasiado aplastante: quien es usted señor anónimo y quienes quieren saber y dónde es acá.

      pd: no me sé ningún cahuín, quién se comió a quién en el carrete de no sé quién, así que a lo mejor no soy tu hombre ah

      Eliminar
    2. Oye webo dejate de tanta chorrera tristona y victimizante, ya estas grandecito para hacerte cargo de tus gastos, las mujeres no solo se las compra usted es un ser interesante y puede mas que eso; ademas usted escribe de cine porque no buscar un trabajo en ello. Somos Sopapo, Malo, Jaime y Sebita y estamos aquí aún.
      No hay cahuines ni carretes, deja las faramallas en el pasado donde deben estar y salid de la caverna audiovisual al mundo.

      Eliminar
    3. Jaja no se enoje iñor parece que la prosa autodenigratoria no es tan apreciada como merece además tampoco fue pa tanto pero acepto las loas toda la gente es interesante en cierta medida como decía esa canción del colegio, y no todo es tan terrible hasta sigo soñando con hacer películas.
      Mandé currículos cero respuestas quizás sea una señal por el momento tampoco hay que agitarse tanto hermano se supone que son meses de vacaciones.
      La vieja pandilla sigue activa veo y con quién más se podría hablar de Humphrey Bogart o John Wayne o Greta Garbo, pero ojo que el cine es el mundo y así como la cerveza es el estilo de vida de Homero Simpson el cine es mi estilo de vida y viviré y moriré en él aunque me muera.
      ¿Seguirá siendo este un intercambio epistolar? No estaría revivir ese "género" literario joer.

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...