jueves, 1 de noviembre de 2018

The 39 Steps - 1935


Director: Alfred Hitchcock


Por sobre todo "The 39 Steps" es una entretenidísima película de espías cuyo punto de partida es puramente hitchcockiano: la de un hombre inocente que de repente se ve envuelto en una tremenda conspiración, quedando como el culpable de un crimen que no cometió y, por ende, obligado a llevar a cabo toda clase de maniobras para comprobar su inocencia y entregar a los malos a la justicia. Con todo, me sorprende lo mucho que se alaba esta película, y no es mala ni mucho menos, ya digo que es entretenida y que hace gala de las múltiples virtudes que Hitchcock demostrara en su período silente y en algunos primeros filmes sonoros (como "El hombre que sabía demasiado", que me parece superior), que tiene escenas muy bien resueltas, amén de su dominio del espacio y del tiempo, es decir, de la tensión y la acción, además de poseer un gusto exquisito para crear y componer imágenes y secuencias. Y ya ni hablar del sentido del humor, que Hitchcock siempre ha sido un tipo muy jocoso y bueno para la fiesta. En todo caso mérito tiene que Hitchcock mantenga el ritmo, la intensidad y hasta la coherencia de un guión bastante... disparatado, o quizás no disparatado, pero medio desordenado, aunque si Hitchcock poco se interesaba en el guión, para qué vamos nosotros a ponernos exigentes, porque no hay que ser obtusos, la cosa es clara: esta película es sobre la extraordinaria odisea de un hombre común y corriente, el enfrentarse a algo que lo supera en prácticamente todo, llevando todas las de perder, sin importar qué se le cruce en el camino. En ese sentido, "The 39 Steps" cumple lo que promete y lo hace con buen pulso, como debe ser un buen thriller.
El asunto comienza con un hombre llegando a un teatro de variedades para ver la presentación de un hombre que afirma tener la mejor memoria del mundo, pregúntale lo que quieras y te responderá, "¿estoy en lo correcto o no, señor?"; entre medio de las preguntas, los borrachos arman un desorden en la platea, alguien aprovecha el mambo para disparar un arma así que la cosa se convierte en un torbellino (ciertamente el Mr. Memoria nunca olvidará esa presentación), y mientras sale del teatro, el protagonista es abordado por una misteriosa mujer que afirma ser espía, que es perseguida por dos hombres, que está impidiendo que información confidencial de algún ministerio británico llegue a manos equivocadas, y bueno, la mujer muere (sepa uno por qué no mataron al protagonista y así se ahorraban todos los problemas), y nuestro hombre deberá hacer todo lo posible para salvar su buen nombre. Nadie lo ayuda, todos están en su contra, pero sigue y sigue, no se puede rendir...
Yo ubicaría a "The 39 Steps" entre "El hombre que sabía demasiado" (arriba) y "Number Seventeen" (abajo). En estos días de feriado estas películas británicas de espías y todo resultan refrescantes e ideales para pasar un buen rato.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...