jueves, 1 de noviembre de 2018

The 39 Steps - 1935


Director: Alfred Hitchcock


Por sobre todo "The 39 Steps" es una entretenidísima película de espías cuyo punto de partida es puramente hitchcockiano: la de un hombre inocente que de repente se ve envuelto en una tremenda conspiración, quedando como el culpable de un crimen que no cometió y, por ende, obligado a llevar a cabo toda clase de maniobras para comprobar su inocencia y entregar a los malos a la justicia. Con todo, me sorprende lo mucho que se alaba esta película, y no es mala ni mucho menos, ya digo que es entretenida y que hace gala de las múltiples virtudes que Hitchcock demostrara en su período silente y en algunos primeros filmes sonoros (como "El hombre que sabía demasiado", que me parece superior), que tiene escenas muy bien resueltas, amén de su dominio del espacio y del tiempo, es decir, de la tensión y la acción, además de poseer un gusto exquisito para crear y componer imágenes y secuencias. Y ya ni hablar del sentido del humor, que Hitchcock siempre ha sido un tipo muy jocoso y bueno para la fiesta. En todo caso mérito tiene que Hitchcock mantenga el ritmo, la intensidad y hasta la coherencia de un guión bastante... disparatado, o quizás no disparatado, pero medio desordenado, aunque si Hitchcock poco se interesaba en el guión, para qué vamos nosotros a ponernos exigentes, porque no hay que ser obtusos, la cosa es clara: esta película es sobre la extraordinaria odisea de un hombre común y corriente, el enfrentarse a algo que lo supera en prácticamente todo, llevando todas las de perder, sin importar qué se le cruce en el camino. En ese sentido, "The 39 Steps" cumple lo que promete y lo hace con buen pulso, como debe ser un buen thriller.
El asunto comienza con un hombre llegando a un teatro de variedades para ver la presentación de un hombre que afirma tener la mejor memoria del mundo, pregúntale lo que quieras y te responderá, "¿estoy en lo correcto o no, señor?"; entre medio de las preguntas, los borrachos arman un desorden en la platea, alguien aprovecha el mambo para disparar un arma así que la cosa se convierte en un torbellino (ciertamente el Mr. Memoria nunca olvidará esa presentación), y mientras sale del teatro, el protagonista es abordado por una misteriosa mujer que afirma ser espía, que es perseguida por dos hombres, que está impidiendo que información confidencial de algún ministerio británico llegue a manos equivocadas, y bueno, la mujer muere (sepa uno por qué no mataron al protagonista y así se ahorraban todos los problemas), y nuestro hombre deberá hacer todo lo posible para salvar su buen nombre. Nadie lo ayuda, todos están en su contra, pero sigue y sigue, no se puede rendir...
Yo ubicaría a "The 39 Steps" entre "El hombre que sabía demasiado" (arriba) y "Number Seventeen" (abajo). En estos días de feriado estas películas británicas de espías y todo resultan refrescantes e ideales para pasar un buen rato.

4 comentarios :

  1. que peliculon pelado, un ritmo acogonante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. joder claro que sí, no podría ser de otra forma con un coloso como Hitchcock.

      Eliminar
  2. Qué bueno que haya recibido mi carta buen señor, pero lamento informarle que le he timado, no en las críticas a su persona que me las creo y mucho, sino en lo referente a la banda, desacuartelada y desmantelada esta hace mucho. Los que compartían el mismo nombre se han enemistado por cuestiones artísticas, y el mero saludo ya es costoso. Sebita yace perdido en su hogar, no visto hace centurias; el rubio ha sufrido un accidente, pero todo bien, recuperándose en sus tierras esta.
    Ante lo que me indica sobre currículos, no soy experto ni mucho menos, pero le recomiendo ir en persona y plantarse ante ellos, dejando los papeles impresos, ¡como dios manda jode! Eso de enviarlos por la web es un tanto facilón y engendra poco encanto.
    Si como si dice las películas son su estilo de vida como el de otros el cantar, me atrevo a curiosear ¿tiene algún nuevo proyecto a presentar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que esté presente para informarle que eliminaré los comentarios anteriores, por cuestiones de seguridad, no hay afrenta en ello.
      Pues si entonces la pandilla está desbandada dudo tanta preocupación hacia mi largamente desaparecida persona, sin embargo si pudiera individualizarse a lo mejor algo podría hacerse, espero no cruzar los límites del atrevimiento en todo caso.
      En temas de dinero no hay apuro, uno que otro favor a familiares permiten reunir una cantidad decente para moverse libremente por la ciudad, yendo al cine o a la biblioteca o qué sé yo (por dios que es caro el transporte en este maldito país), verá que ahora hay prudencia en los gastos y es mejor olvidar y no hablar de mi insensata vida anterior (como cuando gastaba todo en videojuegos o en restaurantes), como dice el Hijo de ladrón el pasado es tiempo irremediable y pa qué mirar pa atrás si hasta los pasos dados son borrados por los vientos del tiempo. Entiendo ese punto del ir en persona, pero esa gente y esos canales deben ser tan cuadrados que no aceptarán que un vagabundo entre en sus perfumadas oficinas sin tocar el timbre antes ni anunciar el nombre, fecha de nacimiento y hasta colegio de procedencia, de preferencia privado seguramente.
      Jaja ningún proyecto, sólo sueños, ideas vagas. Ver películas es también un estilo de vida, hay tanto que ver que ver cine no es una actividad, sino que una causa. Hacer películas sería supremo, pero hay que ser lo suficientemente sabio para no ilusionarse vanamente con los sueños, que nunca deben dejar de existir no obstante lo difícil que parezcan. El Loto tiene más de seis mil millones en el premio gordo, si me lo gano me pongo a hacer película de inmediato qué tanto.
      ¿Y usted señor acaso tiene proyectos que presentar por su parte?

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...