martes, 2 de agosto de 2016

Zazidani - 1969


Director: Vojislav "Kokan" Rakonjac

En fin, al cabo que ni quería la cochina caridad de los sujetos que estaban regalando entradas para la avant-premiere de "Suicide Squad" de hoy en la noche (a la par del concierto de Megadeth, aunque para eso no participé, me pregunto por qué), si tal parece que en vez de ser honesto sólo bastaba con besarle el trasero al sinvergüenza ése que todos siguen. Y ojo, que ya comenzó la campaña antisuicidesquad, de seguro iniciada por la compañía que vende churros dos o tres veces al año; en serio, si quisiera ver chistes más o menos ingeniosos, entonces veo las rutinas humorísticas del Festival de Viña que están en YouTube. Pero bueno, espero que no ganar ese maldito concurso de acólitos-feladores signifique que, en cambio, me gane el premio gordo de la lotería, dinero con el que construiré un cine y no invitaré a ninguno de esos malditos papanatas, aunque claro, no sé si quieran ir, digo, dudo que programe, por no decir cualquier cosa Disney, la "Godzilla" de Gareth Edwards (¿qué, tienen el gusto en los pies?). Como sea, la otra vez dije que no tenía más películas de Kokan Rakonjac, lo cual era una completa mentira dicha a ustedes porque no tenía muchas ganas de ver "Zazidani", la última película del yugoslavo, aunque luego de las gratas impresiones dejadas por "Pre istine", cambié de idea y ¡voilà!, acá me tienen.



¿Qué, acaso es un spoiler decir que "Zazidani" es, en cierta forma, la secuela  de "Pre istine"? Lo dudo bastante, pero qué puedo saber yo, si los que no ven las películas son quienes suelen saber con mayor exactitud cuál es el spoiler y cuál no: ironías de la vida. Cuestiones sin importancia aparte, "Zazidani" trata sobre un preso que entabla una particular relación con uno de los guardias, o viceversa. Formalmente, la película presenta algunas secuencias montadas prodigiosamente, sobre todo cuando es utilizado ese órgano tan sugestivo, envolvente y algo tenebroso, pero, francamente, o yo no conecté con esta película (un argumento muy malo, en realidad) o a la atmósfera/tono del film le faltaba cierto desarraigo, indefensión o desolación que completara/potenciara la infaltable crítica social tan propia de Rakonjac, que, se supone, reflexiona sobre la naturaleza de los actos humanos (sobre la maldad, qué hace a la maldad) y otros temas como el olvido, las consecuencias de los actos, y un par de metáforas sobre la situación socio-política del país. El asunto es que todo esto está en el papel y en algunos diálogos, pero más allá de lo deslumbrante de algunas secuencias, a grandes rasgos el conjunto es una continua danza de altos y bajos que no profundiza en sus postulados. Todo lo que hacía de "Pre istine" una gran película, acá no está, o está en proporciones inservibles. Por lo demás, más allá de las diferencias entre el guardia y el reo, hace falta un conflicto con mayor fuerza, que dé unidad dramática al fluir de escenas, al así llamado relato consistente de conversaciones/discusiones e intentos de fuga (porque vaya que no se rinde el sujeto tras las rejas). Los mismos personajes tampoco presentan la profundidad requerida, tan sólo representan someramente un discurso, una lectura del mundo. En pocas palabras, están las bases pero no la debida construcción. No es una mala película, pero desaprovecha la reflexión que prometía en un inicio (unos cuantos enunciados no sirven, menos cuando se van repitiendo con ligeras variaciones) y su narración no tarda en desinflarse, perder interés.
Vojislav "Kokan" Rakonjac no siguió haciendo películas porque murió ese mismo año, 1969, el día 12 de Julio. Había nacido el primero de Abril del año 1935. No hay más datos de la biografía de este director, o quizás sí, pero en sitios web escritos en serbio, croata, serbo-croata..., lenguajes que no entiendo, en definitiva.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...