miércoles, 30 de noviembre de 2016

Jackpot 2 - 1982


Director: Mika Kaurismäki

Último día de noviembre. Estamos tan cerca y tan lejos a la vez, aunque todavía faltan dos meses para que se acabe este 2016 (mí 2016, claro). Otro improductivo año (dudo que en los meses que quedan dicha tendencia se revierta), pero por lo menos este blog se mantuvo más activo que nunca. Al final las cosas importantes prevalecen, o al menos eso pasa en los cuentos de hadas. En la realidad, sin embargo, usamos el poco tiempo libre para ver "Jackpot 2", mediometraje de media hora, si bien hay razones más potentes para verla, como por ejemplo que dirige Mika Kaurismäki y que es ciencia ficción apocalíptica o algo así.


"Jackpot 2" es interesante en varios aspectos: me parece interesante su extraña y calmada atmósfera de decadencia; me parece interesante su imagen, esa mezcla entre colores vivos y la presencia de la muerte en todos lados; me parece interesante su curiosa visión de la ciencia ficción, más existencial y contemplativa. Sin embargo, considero que, como conjunto, el mediometraje de Kaurismäki es débil e incluso fútil, poco memorable y bastante malogrado. No le veo un propósito que guíe el nulo relato, o al menos no veo que éste (si es que lo hay -propósito-) obtenga un tratamiento/construcción/desarrollo acorde a la promisoria premisa existencialista. En realidad veo a "Jackpot 2" más como un alarde de estilo e imaginería plástica que una reflexión/retrato de la realidad decadente en que se sitúa la historia, de seguro aplicable al mundo que los Kaurismäki observaban todos los días. A propósito, ésta es la historia: en un futuro indeterminado, algo causó que la sociedad entrara en crisis y que las calles quedaran vacías, así como las personas que esperan el inminente fin, como si la vida fuera una cruel e irónica agonía. Debe ser algo energético, pues se alude a una neblina tóxica y de vez en cuando hay máscaras de respiración desperdigadas por doquier. En este contexto, tres jóvenes no hacen mucho salvo hablar entre ellos, jugar flippers y pasear por la corroída ciudad como si nada malo pasase en verdad. No sé si la frivolidad de los chicos deba representar una suerte de crítica a los valores de la sociedad o un canto a la libertad (o, quizás, que la vida en cualquier contexto es una agonía y que, con la sociedad en esplendor o en el abismo, en esencia todo es igual), pero, como digo, "Jackpot 2" es más inocua sugestión que verdadero tratamiento; quizás el problema radique en que no hay conflicto dramático, y no me refiero necesariamente a acciones contrapuestas (así como un enfrentamiento físico), porque también puede haber conflicto entre visiones discordantes entre un personaje y otro (que sería lo filosófico o existencial), pero es que acá todos son amigos y repiten lo mismo y, más que nihilismo o pesimismo o crítica, el tono general es de absoluta indiferencia: chicos que no hacen nada, un contexto en el que no pasa nada y, más importante, un corto que no dice nada. Hay retazos de la visión de Kaurismäki y su sensibilidad estética, pero con ello, por desgracia, no basta.
No negaré que "Jackpot 2" tiene su encanto y que resulta más o menos entrañable, pero el hecho de que, por sí solos, los distintos elementos sean la mar de interesantes y atractivos no significa que la conjunción de los mismos vaya a ser satisfactoria. Lo cierto es que "Jackpot 2" es de esas películas que no me gusta "no gustar" (me duele que no me haya gustado, no miento); quizás le dé otra oportunidad más adelante, pero creo que el problema de no tener conflicto dramático es insalvable. Ya veremos, ya veremos...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...