martes, 13 de diciembre de 2016

Blood Simple - 1984


Directores: Joel & Ethan Coen

Ayer salí del "trabajo" completamente ilusionado y expectante. Un día antes vi que una librería tenía un montón de libros en oferta, aunque sólo dos me interesaban sobremanera: Todos los casos de Sam Spade y Todo Marlowe. El segundo me tenía especialmente feliz, pues sus más de 1300 páginas reúnen todas las novelas y relatos cortos protagonizados por el famoso Philip Marlowe, el detective privado creado por Raymond Chandler. Por lo demás, ¡la oferta era deslumbrante!: todo eso por el equivalente a casi diez dólares gringos, mismo precio del de Hammett. Pues bien, salí del "trabajo" y caminé las pocas cuadras que me separaban de la librería, llego, pido los libros, ¿y qué me dicen? ¡Que ambos libros fueron comprados esa misma mañana! Y yo que pensaba que iba a ser un buen día... Admito que tengo mis reservas con los libros así de gruesos (en mi opinión, son los primeros en desprenderse), pero uno no se encuentra con esas ofertas todos los días (el precio original equivale a poco más de noventa dólares gringos)... y sin embargo se me escapa de las manos a último momento. Supongo que tendré que comprarlos individualmente, lo que no está tan mal porque DeBolsillo las tiene con unas ilustraciones deliciosas, no obstante comprarlos todos es incluso más caro que el Todo Marlowe a su precio no rebajado, sin mencionar que individualmente quedan fuera los relatos cortos. ¿Qué se puede hacer en estos casos? Dejar de llorar y comprarlos, claro, pero quizás más adelante...


"Blood Simple" es la primera película escrita, producida y dirigida por los hermanos Coen, que también la editaron bajo el seudónimo de Roderick Janes (algo que hacen frecuentemente). Pero no son los únicos que comenzaron su andadura en el cine con este brillante relato negro, de hecho, los otros primerizos son bastante famosos, a saber: Barry Sonnenfeld, posteriormente director de "Men in Black", las hizo de director de fotografía (con grandes resultados, como se aprecia en las capturas); Carter Burwell compuso la banda sonora y ha seguido trabajando con los Coen y otros grandes directores en grandes películas (de verdad, busquen y disfruten sus bandas sonoras); Frances McDormand, actriz que no necesita presentación alguna, actuó por primera vez bajo las órdenes de su futuro marido (o quizás ya estaban casados al momento del rodaje, quién sabe); y, bueno, un tal Don Wiegmann fue montador junto a los Coen, y según IMDB no ha vuelto a trabajar en otra producción desde entonces (según la misma página, el buen Wiegmann también las hizo de eléctrico). Los excelentes resultados saltan a la vista.
"Blood Simple" es una película que comenté bien temprano acá en el blog, pero dicha entrada me quedó tan mala que decidí borrarla (borrar entradas no es algo que haga, por favor, sólo al principio lo hice con dos o tres posts que estaban horriblemente escritos, lejos de todo arreglo). La opera prima de los Coen es una película que he visto innumerables veces y nunca me canso de verla y disfrutarla, de hecho, creo que con cada visionado la aprecio y disfruto más. Será la manera en que los Coen logran canalizar los ricos códigos del noir y su propia visión del género (aunque yo diría que el noir, más que un género, es una filosofía de vida) en una trama inteligente y potente que desprende una mirada sucia y desencantada del mundo, y que además cuenta con una irresistible atmósfera cargada de tensa calma y contenida pero salvaje violencia. Sin embargo, quizás lo que más me encanta y fascina de esta película es su componente psicológico como pilar fundamental del relato, a partir del cual las enrarecidas pulsiones de los personajes se alzan como gran motor narrativo, pues es la difusa comprensión de la realidad de éstos (las confusiones, las dudas, las corazonadas) lo que va moviendo las piezas de este entramado de amantes apasionados, inescrupulosos detectives privados (genial M. Emmet Walsh) y cobardes pero peligrosos maridos celosos. Los Coen integran con gran acierto elementos oníricos y hasta surrealistas (y, claro, su negrísimo sentido del humor), siendo el broche de oro para la inclemente pesadilla que barre con estos personajes llevados por sus más bajos instintos. Hay escenas realmente memorables y no pocos hallazgos. Y qué manera de componer, de usar el montaje, de usar la imagen... Una delicia narratológica. Una genialidad, qué duda cabe. Y la escena introductoria es una joya en sí misma.
Imprescindible.

2 comentarios :

  1. Me gustan mucho las primeras películas de los Coen. ¿Qué les ha pasado últimamente? Sangre fácil es un festín visual porque precisamente los Coen impresionan visualmente que no es otra cosa que el cine. No tienen referentes cinematográficos, son completamente nuevos y, posiblemente sí tengan algo que ver con el cómic. Trabajan con un gran angular en primeros planos, cosa que no había hecho nadie, así, de esta manera registran lo grotesco. De los hermanos Coen recordamos más situaciones, escenas, momentos que los argumentos de sus películas. Aquí podría enumerarte muchas, pero te has portado muy bien al no decirme los personaes que no te gustan de The Walking Dead, pero te pondrá algunos. En esta película es brutal ver al tipo que están enterrando y todavía está vivo. En Sangre entre las flores vemos a un muerto en un callejón y unos niños le roban la peluca. En El gran Lebowski vemos a El Nota en la bañera y entran unos descerebrados y le introducen una nutria en la bañera. Vemos en un primer plano a ese animal avanzando como una rata. En la misma película vemos al gran Ben Gazzara hablando por teléfono y escribiendo algo en una libreta. Arranca la página y se va. Lebowski se acerca y coge un lápiz y esparce el carbón de la punta para ver lo que ha anotado. El espectador espera una dirección, un nombre o un número de teléfono. Y ¡zas! vemos una enorme polla.

    Me gustan las películas de los Coen, pero ¿qué les ha pasado últimamente!

    Un abrazo, amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Coen sin duda tienen una imaginación y un sentido del humor formidables, por no mencionar su exquisito gusto cinematográfico. Siempre estoy constantemente diciéndome que vuelva a ver sus películas, pero entre que no las tengo y no me decido por cuál, el tiempo pasa con otros visionados. Quizás lo haga en orden, después de todo, tengo muchas ganas de volver a ver "Raising Arizona".
      No lo sé, debo decir que me gustan las últimas películas de los Coen. La otra vez leía que se iban a encargar de una de detectives, pero vaya uno a saber. Con confianza siempre, eso sí.
      Abrazos.

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...