lunes, 30 de mayo de 2016

Lethal Weapon - 1987


Director: Richard Donner

Como estoy empezando a ir a la piscina más temprano (todavía no tan temprano como quiero), he vuelto a ver a varios personajillos que ya creía perdidos, por ejemplo el buen China Man, que hace un nado mariposa impresionante (aunque el resto de estilos los hace a medias, pero con loable esfuerzo), o una vieja que parece pelícano y que por suerte ahora le dio por ubicarse y nadar donde le corresponde (la vieja es la alimaña más lenta de la vida), o el señor Mick Jagger, o la Chica Púrpura, una bella joven con gorro morado, lentes morados y traje de baño morado. Eso sí, el despertarme temprano y el nadar me dejan algo somnoliento, y mientras me acostumbro, mejor me dedico a ver películas sencillas de digerir. Siempre había tenido presente la saga de "Arma mortal" por Mel Gibson, pero como Shane Black, que escribe esta primera entrega dirigida por Richard Donner (quien dirige las tres restantes), está estrenando "The nice guys" luego de su paso por Cannes, pensé que no estaría mal comenzar con esta saga paradigmática del buddy film. Dudo que la vea y comente de un tirón, o quizás lo haga de esa forma, vaya uno a saber. Por ahora, comencemos por el principio...


Una chica rubia salta desde lo alto de un edificio. El asunto parece fácil: una drogadicta deprimida por la dura vida que le ha tocado decide suicidarse. No obstante, el caso demuestra ser más enredado que dicha suposición, y ahí nuestros dos detectives de policía, Danny Glover y Mel Gibson, deberán hacer su mejor esfuerzo para solucionar el entuerto.


"Lethal Weapon" no es una película que escatime en recursos, eso está claro. Y por recursos no me refiero solamente a los económicos, de producción, esas cosas, sino que también a los narrativos, dramáticos, etc. Todo vale. Lo anterior no es un halago, muy a mi pesar. Debo admitir que "Lethal Weapon" no me ha gustado tanto como esperaba/deseaba/quería. Quizás llegué muy tarde a verla y por ello no quedé tan impresionado. A grandes rasgos podemos decir que ésta es una película efectiva y que cumple lo que promete sin vacilación alguna, además de ser entretenida, fluida y con personalidad. Un divertimento de tomo y lomo, qué duda cabe. Puede que la personalidad del film sea un poco exagerada, pero ahora que lo pienso, lo que menos me atrae de esta película es algo que está presente bastante rato: el toque sentimental-depresivo, con un Mel Gibson demasiado afectado y trastornado por la muerte de su esposa. A veces la personalidad del film se desequilibra, y no me refiero a la dinámica propia del buddy film (las conductas contrapuestas de los colegas, que acá queda muy bien, excepto cuando Glover se pone a fustigar moralmente al loco Mel), más bien a esa especie de bipolaridad en el tono, donde pasamos de escenas completamente locas y desmedidas (en actuación, sobre todo) a otras, a veces la misma, donde la cosa se vuelve un tanto melosa, quizás demasiado. Eso me chocaba, contrariaba. Yo creo que con una intención y tono decididamente cómico (que no es lo mismo que tomarse todo a broma) la cosa habría quedado más pareja, pero oigan, sólo me refiero a la personalidad del film, no tanto a la calidad global, o la escritura, la cual, sin ser ninguna maravilla, logra armar una historia lo suficientemente interesante y bien contada como para mantenernos atentos casi dos horas. Y claro, las escenas de acción están tan buenas como las cómicas, como cuando Glover ve por primera vez a Gibson y se le tira encima. La primera secuencia, en todo caso, me parece la mejor, con esta chica cayendo del edificio; hasta diría que queda bello, de ensueño. Yo creo que Shane Black ha ido depurando su escritura, es decir, ha logrado aunar en una sola entidad su respeto y dominio del género con su propia mirada e identidad como narrador. Basta ver y disfrutar "Kiss Kiss Bang Bang" (a la que debo darle un nuevo visionado, para ver si lo resiste), y esperar que "The nice guys" sea tan buena como lo parece en los trailers. De todas formas, "Lethal Weapon" es completamente disfrutable y se pasa de lo más bien, además ver a Mel Gibson con ese pelo y esa pinta es formidable, ¿no? No sé por qué, pero me late que "Lethal Weapon 2" será mejor que ésta. Ensayo y error, ese tipo de cosas. Ya veremos.


2 comentarios :

  1. Factor muy importante, creo yo, el que mencionas, de haber llegado demasiado tarde. Yo vi esta película justo en el año en que estamos parados, y tampoco me emocionó (de hecho me quedé dormido a la mitad: ya estaba cansado y era noche, pero si una película de acción no logra despertarte, eso quiere decir que tenemos un problema, ¿eh?). Creo que, dejando aparte que la película esté bien hecha o no en todos los ámbitos, el factor disfrute, que es lo mínimo que uno espera al sumergirse en estas producciones, muchas veces está condicionado por la nostalgia. Pienso en otras películas como Con Air o alguna de las de Van Damme y estoy seguro de que me pasaría lo mismo que con Lethal Weapon si las viera por primera vez ahora, pero como fueron piezas esenciales de mi infancia cinéfila, aunque esté consciente de que son malas, lo paso bomba con ellas. Caso diferente al de las de Bruce Lee, por ejemplo, que también vi en tiempos recientes, y que me aburrieron a rabiar, a pesar de que el tío es la leche ultrapasteurizada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, por poco no me doy cuenta de este comentario!
      Lo que sigue más pesando en al impresión que tengo de esta peli es el argumento tan típico o convencional que tiene, con Gary Busey y el jefe malo y la familia en peligro y todo eso, bastante simple para un tipo como Shane Black. No es que uno quedara muy impresionado o alucinado con la trama.
      "Arma Mortal" es una saga que debería terminar y así saldar esa deuda. Ya veremos.
      Saludos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...