martes, 11 de abril de 2017

World of Tomorrow - 2015


Director: Don Hertzfeldt

Bah, ya parece lugar común quejarse de las idiotizadas e hipócritas redes sociales, pero es que, como el abuelo Simpson, no pueden estar más de cinco segundos sin humillarse escandalosamente. ¿Han visto todo el revuelo del así llamado whitewashing de "Ghost in the Shell" (la versión del sujeto ese que debutó con una Blancanieves en carne y hueso, y que se hizo famoso por haber tenido una aventura con Kristen Stewart)? Todos poniendo el grito en el cielo porque actores estadounidenses (o mejor dicho blancos, no sé si les molesta la nacionalidad o el color de piel) interpretan a personajes japoneses, pero ¿por qué nadie hace el mismo escándalo cuando se trata del L negro (y gringo) de la nueva "Death Note" que se viene? (Y los otros actores también son gringos, aunque hay uno de ascendencia japonesa así como para cubrir la cuota oriental). O ¿por qué nadie pone el grito en el cielo por el blackwashing de Valquiria en la próxima "Thor" o lo mismo con Tulip de "Preacher"? Obviamente no es políticamente correcto quejarse de un blackwashing, a uno lo acusan inmediatamente de racista miembro del KKK. Curiosamente ninguna de las películas o series mencionadas me importa en lo más mínimo, pero sí me molesta sobremanera esto de alterar y cambiar cualquier tipo de característica de los personajes originales de manera tan radical y opuesta, en ese sentido soy un fundamentalista (aunque al fin y al cabo puedo sobrevivir con ello), pero lo que me molesta de verdad y con lo que me cuesta convivir es con el doble discurso de los correctitos de hoy. Me pregunto si en el mundo del mañana la cosa será distinta, si será menos imbécil y patética, pero bueno, vivo en el mundo de hoy y el mundo del mañana es inalcanzable.


"World of Tomorrow" es el último trabajo a la fecha de Don Hertzfeldt, y es tan fascinante como los demás, quizás aún más por esa abstracta e informe visión del futuro que tiene (o al menos la visión del futuro que construye para nosotros, que nos narra, en la que nos sumerge), un futuro desdibujado que es como un eterno océano de datos y materias insustanciales que ahogan a las almas que vagan de un vacío al otro. El argumento es bien sencillo: una chica recibe una llamada del futuro hecha por ella misma, o al menos su mente, su alma, su espíritu, que habitan en un clon de su cuerpo original, un clon de tercera generación. Así es ese futuro: la inmortalidad parece estar garantizada ya sea por clonar el cuerpo y mudar la mente/alma/espíritu, ya sea por otros procesos que será mejor que vean ustedes. Es un futuro de viajes en el tiempo, de exploración y colonización espacial, un futuro cercano a su extinción, un futuro con las mismas problemáticas del presente: la soledad, el vacío existencial, la dubitativa memoria, la banalidad filosófica, el exceso de información, la alta tecnología como arma de doble filo, la discusión sobre qué hace al ser humano, etc... Pero veo que me perdí: la niña recibe una llamada de ella misma en el futuro, versión futura que la transporta a ese futuro y que le muestra los pros y los contra, las virtudes y los vicios, las bondades y las tragedias de ese tiempo, todo aderezado con el peculiar sentido del humor de Hertzfeldt, "antitrascendental" (¿suena bien o suena ridículo y ampuloso?), riéndose del sinsentido etéreo en que se sume la humanidad, ofreciendo un retrato alejado de la sublimidad y la solemnidad, una mirada irónica y algo picaresca. Pero en fin, las lecturas son de ustedes y yo cumplo con compartirles mis insignificantes y superficiales impresiones, en realidad lo que importa es que les pique la curiosidad y que descubran más y más, que nunca dejen de escarbar...

Y si no lo han visto, Hertzfeldt participó en Los Simpsons animando el chiste del sofá, que se parece bastante a "World of Tomorrow" en varios aspectos, pero no tanto. Disfruten ambas obras.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...