jueves, 27 de abril de 2017

Bates Motel - Temporada 5


Creadores: Carlton Cuse, Kerry Ehrin & Anthony Cipriano

La otra serie de mierda del día es "Bates Motel", que hace un par de días emitió el último episodio de la última temporada. Una serie innecesaria, a todas luces, principal y esencialmente porque no aporta absolutamente nada al universo de "Psycho" y porque falla estrepitosamente en sus leves intentos de intentar algo diferente. Vaya desperdicio.


En esta quinta temporada ocurren los mismos acontecimientos que en la película de Hitchcock. Loable es que los de la serie no hayan querido rehacer ni imitar los acontecimientos clave de aquel film al pie de la letra, dándole otra perspectiva que, claro, es bastante anodina aunque, insisto, me parece bien que hayan querido intentar algo distinto y no copiar la misma historia de la trabajadora que se roba mucho dinero en efectivo y que se hospeda en un motel regentado por un psicópata que la mata mientras se baña en la ducha. Acá el personaje de Janet Leigh es... ¿interpretado? ¿actuado?... digamos que personificado por Rihanna (¿se escribe así?), que no es actriz pero qué importa, acaparará titulares y a lo mejor alguien se anima a vernos en nuestra última temporada al aire, qué importa si se puede notar en su rostro de no-actriz, minuto a minuto, la memorización y "ahora debo decir esto, sentir esto, expresar esto... ahora se supone que él me dice algo... ¿por qué no me lo dice? ¡Dios!", pero qué importa. Hay escena de ducha pero estaba cantado quién iba a ser (no podía ser Rihanna en los tiempos que corren), y debo decir que no ha quedado nada de mal. La verdad es que esta quinta temporada es malísima, un total despropósito. Cada oportunidad que tenía de destacar la tiraba a la basura para volver a la misma dinámica de siempre, es decir, el lado oscuro de Norman Bates, presidido por una oscura idealización de su madre, cometiendo estupidez tras estupidez con el pretexto de "proteger a Norman" (el verdadero, no el dominado por esa otra personalidad), aunque queda clarísimo que si Norman hubiese sido el verdadero Norman nada habría pasado y entonces uno no entiende por qué la personalidad oscura se precia tanto de sí misma, ¡y lo peor es que al final abandona al verdadero Norman justo cuando el pobre tipo está en su peor momento, en el más vulnerable! ¡No tiene ningún sentido! ¡Todas las tramas y temporadas fueron en vano! Lo cierto es que las tramas, personajes y conflictos no pueden estar más forzados y ser más obvios, e insisto, cuando se tenía oportunidad de descollar (los momentos en que el verdadero Norman pretendía batallar contra su lado oscuro), ¡boom!, a repetir lo mismo. Y de nuevo, ¿qué pinta el personaje de Chick Hogan acá? ¿Por qué, AVISO DE SPOILER MALDITO LLORÓN, cuando encontraron su cadáver, nadie tomó en cuenta sus notas y grabaciones en donde habla abiertamente de la enfermedad mental de Norman, notas que claramente son evidencia? ¿Por qué la policía es tan estúpida? ¿Por qué, si Norman es tan rarito y tímido y retraído, tiene tanto éxito con las mujeres (una, dos, tres, cuatro... no recuerdo otras más)? ¿Por qué no hay visión, no hay discurso, no hay intención teniendo un material tan prometedor? Realmente parece que a los de la serie les daba lo mismo crear una historia desafiante y estimulante, porque lo único que ofrecieron temporada tras temporada (la tercera me gustó, pero ahora mismo dudo de por qué: honestamente lo que más me gusta de aquélla es el breve regreso de Nicola Peltz) es mostrar... la verdad es que ya no me queda claro, me da exactamente lo mismo esta cosa plana e insípida que no es ni terror ni drama ni tampoco comedia.
El caso es que "Bates Motel" se puede ver si uno baja las exigencias y no piensa las cosas, pero lo ridícula no se lo quita nadie. Hasta nunca y púdrete, "Bates Motel".

2 comentarios :

  1. Pues qué bien me has hecho sentir por dejar de ver esta serie, que desde el principio me pareció un coñazo de los buenos. Si de arruinar Psycho se trata, me quedo con las secuelas que también protagonizó Anthony Perkins ja ja ja. Lo único que rescato de la serie es al personaje del sheriff, por patear algunos traseros de vez en cuando, y a Vera Farmiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se soporta verla pero al final la sensación es de "vaya basura" y sí, es mejor evitársela. Yo ya estaba en la trampa y en el fondo esperaba que saliera algo bueno para el final, pero en fin...
      El sheriff estaba bien, tenía esa ambigua moral que siempre resulta atractiva, letal efectividad. Y Vera Farmiga estaba en su salsa, lo mejor de su personaje es lo sarcástico que es. Más de la mitad de las escenas buenas de esta serie son aquellas en las que ella pelea casi infantilmente con Norman.
      Al menos se acabó, dios santo...

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...