martes, 4 de octubre de 2016

Where the day takes you - 1992


Director: Marc Rocco

Recuerdo que hace unos años, probablemente antes de cumplir los 18, me encontré con "Where the day takes you" en la tele, y recuerdo que me gustó e impresionó bastante, supongo que porque aún no tenía 18 y en realidad no sabía nada de la vida (aunque tampoco digo que ahora sepa mucho). Apuesto a que si le muestras esta película a uno de los chicos de "Over the edge" se matan de la risa. Supongo que tenía en alta estima la cinta de Marc Rocco, pues ahora ya no me ha impresionado nada, ni siquiera me ha gustado... en realidad medio que la aborrezco ahora. Así sucede a veces, qué se le va a hacer. Supongo que no debí haberla visto de nuevo, pero me dieron ganas de echarle un ojo a Dermot Mulroney, que hace poco aparecía brevemente en "Longtime Companion". Es un buen actor, creo yo, pero tampoco es Matt Dillon. En fin...



"Where the day takes you" es de esas películas que aparentan dureza y rebeldía pero que en realidad no logran (ni pretenden) esconder su tufo conservador y domesticado. No digo que haya que celebrar o propiciar conductas de riesgo, pero hay una gran diferencia entre retratar una realidad con desenfado, sin pedir disculpas por lo que se muestra ni mucho menos suavizar su contenido, y aparentar subversión cuando en realidad el mayor temor del productor y el director es no escandalizar a los padres y las autoridades, incluso trabajando y agachando la cabeza para ellos. Eso es lo que marca la diferencia entre la presente y "Over the Edge" o "Parting Glances", que las segundas se muestran tal cual son sin necesidad de delirios de grandeza ni mucho menos contención formal y sustancial, en cambio acá se notan los forzados límites. "Where the day takes you" trata sobre un grupo de chicos que huyeron de casa y que ahora viven en la calle siendo liderados por Mulroney, que es como un padre para ellos, por lo que la cháchara de autoayuda no tarda mucho en llegar. Al principio todos usan malas palabras y hacen lo que quieren, entiéndase usar drogas o robar y esas cosas, y lo hacen con una sonrisa en la cara, pero luego comienzan los problemas y vemos que en realidad ese tipo de vida no paga, que sólo los hace caer en una espiral de violencia y muerte y decadencia. Ya saben, los niños en casa tienen que aprender a confiar en las instituciones. Puede que durante los primeros minutos la película funcionara hasta cierto punto e incluso pareciera un visionado ameno y estimable, pero por desgracia, el relato tampoco tarda en arruinarse y caer en un mar de tópicos, cursilerías, moralina barata y lugares comunes: que el sacrificio del líder, que su memoria y su filosofía de vida, que etc... "Where the day takes you" es la clase de producto que el profesor ñoño te muestra cuando no sabe qué clase hacer y sobre la que después te hacen preguntas cuya respuesta correcta es una sola: ¡pórtate bien y serás útil para la sociedad! Además, pero ya no vale la pena decirlo a estas alturas, el tratamiento moral de los personajes brilla por su ausencia: no son más que folletos de iglesia/comisaría con piernas, andantes. Y bueno, el trabajo de Marc Rocco, si bien ágil con la cámara, se reduce a pura corrección y pulcritud formal: no rasga la superficie de las cosas, se queda con las meras apariencias. Pero si al final escuchan un "¿ya ves por qué me tienes que hacer caso?", entonces la película cumplió su propósito. Un aplauso grande para ella.
Sin embargo, tiene un amplio reparto de nombres más o menos conocidos: la actriz que hacía de Donna en "Twin Peaks"; Kyle MacLachlan; Dermot Mulroney; Will Smith; David Arquette; el chico que hacía de remedo de James Dean en "Lost Highway"; un chico de "Los Goonies"; Christian Slater; James LeGros; el eterno secundario Stephen Tobolowsky... Pero con eso no basta, además ni la mitad de ellos actúa convincentemente, ni siquiera parecen chicos vagos, por dios...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...