viernes, 2 de agosto de 2019

Les Sœurs Brontë - 1979


Director: André Techiné


No es un biopic al uso "Les soeurs Brontë", el filme que André Techiné escribió y dirigió sobre, precisamente, las hermanas Brontë: Charlotte, Anne y Emily, autoras de Jane Eyre, Agnes Grey o Cumbres borrascosas, respectivamente, entre otras célebres novelas que publicaron mientras estuvieron vivas. Junto a ellas está también el atormentado y apasionado hermano Branwell, que pareció vivir y morir con la misma intensidad que sus hermanas. "Les soeurs Brontë" es un magnífico filme, un excelente biopic que se preocupa menos de entregar información detallada y pormenorizada (por ejemplo, cómo escribió tal novela, o en otros casos, cómo se compuso tal hit musical, cómo se descubrió tal avance tecnológico, cómo se gestó la hazaña bautizada con un apellido importante, etc.) que de retratar a sus personajes en toda su arrebatada complejidad, de proponer un férreo tratamiento moral y psicológico, de bucear y explorar dentro de esas personas que existieron antes como personas que como figuras históricas, y que vivieron así, como personas que nada saben del futuro, que no saben cómo el tiempo jugará con el recuerdo de sus vidas, de sus cuerpos y de sus nombres, luego del postrer aliento. Retratar el mundo en que vivieron, el tiempo en que vivieron. Una vida de comodidades, sí, pero terriblemente solitaria, monótona, frustrante, incluso decepcionante. Las Brontë conocieron el mundo de los aristócratas, de las institutrices, de los internados para señoritas, de los amores imposibles, de los amores dolorosos, de los amores más reales que cualquier otra cosa, pero imposibles y dolorosos, mundos que les quedaban pequeños, mundos que las sofocaban, que las sofocaron hasta la muerte. Una vida en donde la escritura, ese acto liberador, quedaba relegado casi a anécdota. Poco de gloria, más de dolor. No es la vida encantadora que cualquiera pensaría de autoras ahora bien reconocidas, mas no entonces. Me recuerda a lo hecho por Mike Leigh en "Mr. Turner", también una profunda exploración en la personalidad de Turner, el pintor, no un repaso de hechos importantes o canónicos. Como en esta película, el foco es lo que usualmente se deja afuera.
Lo mejor de esta película es que, sin caer en la obviedad, más bien con una fascinante contención dramática, capta y expresa con potentes bríos esa poderosa pasión que las hermanas Brontë, al parecer, debían guardase para sí mismas en su día a día.
Por lo demás, la película está dirigida con la exquisita elegancia de André Techiné, con una expresiva sutileza formal y visual, con un tempo reposado aunque de una latente intensidad, con una cinematografía de lujo, y, por supuesto, cuenta con las excelentes interpretaciones de Isabelle Adjani (Emily), Isabelle Huppert (Anne) y Marie-France Pisier (Charlotte), inmensas en los pies de las hermanas Brontë.
Magnífica película.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...