lunes, 17 de octubre de 2016

Broken City - 2013


Director: Allen Hughes

Los hermanos Allen y Albert Hughes han dirigido, en conjunto, unas tres o cuatro películas, entre las que se encuentra esa en donde Denzel Washington, en un entorno post-apocalíptico, tiene que hacer no sé-qué-cosa (no me pidan mucho, pues no la vi). También tienen un par sobre pandilleros negros. Sin embargo, decidieron tomar caminos separados y afrontar retos en solitario. Albert iba a dirigir "Motor City", pero el proyecto se fue al diablo y nunca más se supo de él. Por su parte, Allen sí pudo dirigir "Broken City" (interesante que ambas tengan "city" en sus títulos, y que sean thrillers), que es la que ahora les comento. Llegué a ella pensando que era mala, pero me he encontrado con una película la mar de recomendable, ciertamente mucho mejor de lo que esperaba. Quién entiende a los críticos... y a los espectadores... y a la gente en general, ¿cierto? ...vaya mundo.



Lo que pasa es que finalmente tampoco se arriesgaron mucho con esta película, por más que su trama y el desarrollo del relato sean lo suficientemente interesantes como para mantenerlo a uno atento de verdad. Sumemos a ello que, a pesar de la corrección formal con que Allen dirige, se nota la falta de personalidad o, en su defecto, de una propuesta estética más potente, cuidada y coherente, una puesta en escena que refleje mejor el fatalismo y/o nihilismo que le falta al guión, y que estoy seguro hubiese estado presente en cada fotograma si la película fuese de los setenta, aunque por otro lado me parece que "Broken City" bebe bastante del cine noir clásico, aquel en donde la corrupción se encuentra en cada rincón pero sin ser imposible de vencer. Pero bueno, supongo que Allen Hughes no tiene la suficiente influencia como para cruzar determinados límites que acá se notan de inmediato, como digo, tanto en lo formal como en la escritura. Y es que aunque la intriga política que se cuece en torno a la elección por la alcaldía de New York, en la que compiten Russell Crowe y Barry Pepper (curioso rostro el suyo; no puedo decidirme si es guapo o no), se sostiene sobre premisas narratológicas más o menos eficaces (el protagonista solitario, casi a merced de los poderosos, que por su parte son malos hasta la médula... no es que se hayan partido el coco construyendo personajes) de manera fluida y logrando no ser completamente previsible, no se puede negar que el conjunto es más apariencia que verdadera sustancia, es decir, la fotografía puede ser "oscura" o sombría y la historia puede tratarse sobre alcaldes y empresarios corruptos que hacen cosas malas para seguir en el poder, pero no veo un complejo o profundo tratamiento moral ni una atmósfera opresiva, paranoica y asfixiante; no veo una potente y furiosa bofetada a los poderosos como sí lo fue, por ejemplo, la sospechosamente ignorada "Kill the Messenger" (por mencionar una referencia reciente); lo que sí veo es la enésima historia sobre un malo total que engaña a los buenos y que nunca es tarde para redimir los propios pecados y tomar el camino correcto. Es que no sólo la corrupción política-económica no podía triunfar, sino que tampoco la humana, porque siempre se puede ser mejor e irse a la mierda por las razones correctas. Después de todo la justicia sí existe.
"Broken City" es efectiva y durante su visionado puede que llegue a gustar, pero finalizado el metraje, es obvio que se necesitaba más intensidad y riesgo al momento de retratar los bajos fondos de la vida en sociedad y, ciertamente, los rincones oscuros del ser humano.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...