miércoles, 3 de febrero de 2016

Mogambo - 1953


Director: John Ford

  El '53 John Ford hizo dos películas: "Mogambo", que es la que les comento ahora, y "The sun shines bright", que por lo pronto, y muy a mi pesar, no llegará a estos lares debido a complicaciones técnicas. Una lástima, íbamos tan bien, con paso tan decidido... En fin... Clark Gable y Ava Gardner protagonizan, acompañados por Grace Kelly, esta aventura africana que fue la tercera colaboración de los dos primeros, que antes también protagonizaron "Lone Star" y "The Hucksters", aunque en ésta sólo Gable era el gran protagonista, toda vez que Gardner aún estaba escalando posiciones en lo que a fama se refiere. En cualquier caso, suficiente tiempo de trabajo que generó una tajante opinión de Gardner sobre Gable, de quien dijo que "...es la clase de hombre que si le dices, 'hey, Clark, ¿cómo estás?', no sabe qué responder", duras declaraciones que John Wayne parece reafirmar con su lapidario "Clark Gable es un idiota. ¿Sabes por qué es actor? Porque es lo único para lo que es suficientemente inteligente". Una lástima que se piense así de Gable, siempre me ha caído bien y de lo poco que le he visto actuar siempre me ha dado la impresión de que es un tipo bastante listo en lo concerniente a la actuación. Tonto o no, Gardner lo usaba para atormentar a su marido de aquel entonces, nada menos que Frank Sinatra, y es que mientras rodaba "Mogambo", se dice que Gardner lo llamó para decirle que "a menos que traigas tu vagina -nada de sutilezas, ¿eh?- para acá, voy a tener una aventura con Clark Gable"... Sobre Sinatra ha soltado lindezas como "...podrá pesar sólo 120 libras, pero 100 de ellas son de puro pene" y "...es como acostarse con una chica", que si lo piensan bien, no son del todo contradictorias... En cualquier caso, el matrimonio se acabó y más tarde, cuando Gardner se enteró que Sinatra se casaba con Mia Farrow, siempre aguda e hiriente (pero graciosa, ¿a que no?), sentencia: "Siempre supe que Frank acabaría acostándose con un chico". ¡Ding, ding, ding! ¡Traigan a los bomberos que eso quema! Ejem... Bueno, bueno... Hablemos de "Mogambo" de una vez por todas.


  Clark Gable trabaja capturando animales salvajes para mandarlos a zoológicos y cosas así, además de hacer safaris. Un día aparece Ava Gardner y comienzan un romance, sólo que más tarde aparece una conservadora y estirada Grace Kelly, que también despertará la pulsión del deseo en el buen Gable, de quien Carole Lombard y Vivian Leigh cuestionaron bastante sus habilidades románticas (la primera dijo que, "más que el rey de Hollywood, ¡era la reina!"; y la segunda se quejó de la dentadura del actor, que "apestaba a cigarro"). 


  Uf... cuánto chisme, dios santo, quién lo diría. No pude encontrar insultos contra Ava Gardner, y eso que parece que tenía su carácter y su humor... Como sea, Gardner es lo mejor de la película, probablemente por la naturaleza de su personaje, forma de ser con la que se acopla a la perfección: su Eloise Kelly es una mujer seductora, de una delicada pero imponente personalidad (y un, miren ustedes, agudo y lacerante sentido del humor), una auténtica y atractiva naturalidad, y una cierta inocencia (en el fondo la chica quiere amor, nada más) que hace de cada acto suyo todo un goce, todo lo cual logra que se adueñe del espacio, que lo maneje a voluntad. También me ha gustado mucho Clark Gable, digamos que su actuación porque su personaje, si bien creíble en varios aspectos, se cae un poco en lo enamoradizo e indeciso que es, aunque algunos me dirán, "pero viejo, ¿qué harías tú si en una semana te toca pasar tiempo con Ava Gardner y Grace Kelly?". Ok, puede ser, puede ser. Con todo, aunque me considero un caballero que las prefiere rubias (y tetonas, perdonen la delicadeza), debo decir que me quedo con Gardner, probablemente por la naturaleza del personaje de Grace Kelly (que tampoco nos entrega una gran actuación que digamos), demasiado histérica y estirada para su propio bien, además está casada... Y es que, ¿a quién preferirían ustedes? ¿A una divertida y simpática pero decidida mujer o a una seria y titubeante señora atrapada en sus propias inseguridades? Allá ustedes, el mundo es libre, si bien no es que se vayan a encontrar en esa situación de aquí a mañana, ¿cierto?
  Hay algo que no me termina de convencer en "Mogambo", de seguro su triángulo amoroso, que nunca me parece del todo creíble, convincente, sólido en tanto relato. Lo de Gardner y Gable está muy bien, se nota que hay química de inmediato, su romance fluye como el viento, sus aventuras son divertidas y sus diálogos tienen una chispa notable. Por su parte, lo de Grace Kelly parece impostado, sabemos a qué llega pero es difícil tomarla en serio, lo que se extiende a su romance con Gable, que al inicio de la película se mostraba indiferente ante la posibilidad de cualquier romance y que luego de la nada cae rendido ante la rubia, si bien puede que el ardiente coqueteo con Gardner le haya dejado el colmillo sediento y el amigo hambriento. De todas formas es difícil fluir con la totalidad del triángulo.
En los primeros instantes la relación entre Kelly y Gardner me gustaba bastante, pues la cortesía no escondía los celos y las miradas furibundas, que posteriormente no se limitan a ello sino que escalan a punzantes indirectas y declaraciones ya menos disimuladas. Sin embargo, con el correr del metraje la tensión entre las damas disminuye y el triángulo se banaliza, especialmente por culpa del personaje de Gable y, desde luego, del de Kelly, que hacen sus cosas con una ligereza escabrosa. Es un triángulo que funciona por un lado y cojea por el otro, por lo tanto, da paso a un relato irregular en su escritura. La dirección de Ford logra salvaguardar relativamente estos baches, con un resultado global bien defendido por el característico sentido del humor del director y la facilidad para introducirnos en la historia, o mejor dicho, el escenario, y es que la aventura africana es de lo más simpática e interesante, con los africanos y los animales y los viajes... Si bien las preciosistas imágenes con que Ford ejecuta el romance entre Kelly y Gable denotan gran esfuerzo, sigo reticente a creerme la veracidad de su existencia y su conclusión, bastante apresurada y poco verosímil. Pero supongo que así son algunos romances, aunque se han visto mejores, mucho mejores...
  Lo dicho, "Mogambo" es una entretenida y estimable aventura que Ford emprendió en África, y que a pesar de todo lo señalado, no tiene desperdicio, aunque ciertamente no colocaremos esta pieza entre lo más destacable de la filmografía fordiana. Para pasar un buen rato es más que suficiente, sí que sí.

2 comentarios :

  1. muy buena introducción. Es una maravilla el comienzo cuando Gable se pone el sombrero y el suéter en uno solo movimiento continuo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta en sus trabajos más discretos (Mogambo es bueno, eso sí, no de los discretos olvidables o "malos") Ford daba muestras de su maestría como director, y si no conseguía una obra maestra, al menos nos hacía pasar un gran rato. Mogambo me gusta, pero el triángulo amoroso me seguirá chocando hasta el fin de los días.

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...