martes, 14 de febrero de 2017

Loving - 2016


Director: Jeff Nichols

Me parece que, aunque haya estrenado dos películas el año pasado (lo que siempre es bueno para cualquier director, pienso yo), el 2016 de Jeff Nichols no fue tan bueno como seguramente esperaba. Por un lado, "Midnight Special", su primera película bajo el alero de un estudio grande, si bien cosechó buenos comentarios en festivales, no fue precisamente el éxito de taquilla deseado para esa propuesta de "cine comercial de autor", y "Loving", que también ha sido recibida con entusiasmo en festivales, no ha arrasado en lo que a importantes premios se refiere (de hecho, el único Oscar al que opta es la merecida nominación de Ruth Negga como Mejor Actriz) a pesar del siempre vigente y necesario tema que trata. Quizás soy yo el negativo (más que negativo: seronegativo), pero algunas expectativas se quedaron a medio camino bajo mi punto de vista. Con todo, ambas películas me gustan y muestran a un director dotado de una sensibilidad propia y especial, así que hablemos de "Loving", ¿ok?


Quizás "Loving" ha sido ignorada por los premios importantes (y recalco lo de importantes, porque a quién demonios le importa los Critic Choice Awards, ¿cierto?) porque no está hecha precisamente para encandilar a los que deliberan qué películas conviene más elevar a el-no-va-más de la temporada. "Loving" es la película menos obvia que se pueda esperar considerando su temática. Primero, prescinde de obvios discursos moralizadores y de baratos aleccionamientos cívicos (porque nosotros ya sabemos que todo eso del racismo es basura, ¿no?). Segundo, no es exactamente un drama racial aunque como telón de fondo tenga a un montón de bastardos racistas con leyes racistas, más bien diría, si me pongo simplista, que es un intimista drama romántico sobre una pareja que debe sobreponerse a un montón de mierda. Tercero, no es la típica película que glorifica a Estados Unidos como un país que aprende de sus errores y que, año a año, se hace un mejor lugar para vivir en perfecta convivencia y respeto; en este sentido, la victoria de los Loving es la victoria de los Loving y de sus cercanos, no de Estados Unidos: es una victoria a pesar del verdadero Estados Unidos, el que no se halla en su carta magna, por cierto. Cuarto, tampoco es un drama de corte o un drama legal, así que no esperen escenas en donde el cursi abogado de turno nos recita los pasajes más inspiradores de la Constitución estadounidense mientras los críticos se corren ante tamaña muestra de patrioterismo camuflado de progresismo. Quinto, no es para nada sensiblero ni efectista. Sexto, ni rastro de convencionalismos, clichés y lugares comunes.
¿Qué es "Loving", entonces? Sería banal intentar escupir una definición apresurada, pues la gracia de "Loving" es la ausencia de cualquier encasillamiento narrativo-formal. Supongo que sería mejor centrarse en la personal y contenida puesta en escena de Jeff Nichols, que recuerda bastante a lo hecho en "Shotgun Stories", en un guión tan sutil como contundente, centrado decididamente en lo subjetivo, en lo cotidiano de la sobrecogedora experiencia de la pareja protagonista, que aunque sabe que en el estado en el que viven va contra la ley el matrimonio interracial, realmente no comprende por qué los policías y los jueces (y el resto de habitantes anónimos e invisibles) los persiguen con tal virulencia, haciendo que el aire se haga denso y pesado, que el cielo se tiña de pesadumbre y de miedo, que los bellos pastizales escondan amenazas en vez de ser un hogar. Nichols ni se fija en el color de la piel, Nichols ve a una pareja que debe huir, que debe esconderse, que debe vivir en las sombras..., una pareja que resiste y que sueña. "Loving" es una modesta y sencilla maravilla que narra emociones;  una película delicada, sensible y sincera. Realmente sorprendente, incluso teniendo a Jeff Nichols en tan buena estima. Y mención aparte para Joel Edgerton y Ruth Negga, de monumentales interpretaciones que brillan por esa humilde humanidad que desprenden unos personajes que simplemente quieren vivir tranquilos y felices el uno al lado del otro. En definitiva, yo diría que "Loving" es una película bella y única, una película que alcanza grandes y sublimes cotas de emoción y de calidad cinematográfica sin recurrir a alevosos mecanismos manipuladores; todo lo contrario, "Loving" es el vivo ejemplo de que lo más sencillo, siempre que permanezca fiel a sí mismo, puede lograr grandes cosas.

2 comentarios :

  1. Me has convecido para ver la película. Cuando la visione, pasaré a comentar.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una peli muy sutil pero directa que, a su manera, atrapa de inicio a fin.
      Estaré atento a ese comentario!
      Saludos.

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...