jueves, 30 de marzo de 2017

What Ever Happened to Aunt Alice? - 1969


Director: Lee H. Katzin

En The Pro, estimable y entretenido cómic escrito por el siempre salvaje Garth Ennis, hay una escena en donde la protagonista, una prostituta que repentinamente adquiere súperpoderes (aunque no por ello deja de lado su vulgar pero honesta y honrada personalidad y moral -esa es la gracia, el mensaje del cómic-), le hace una mamada a una despiadada parodia de Superman, líder de una despiadada parodia de la Liga de la Justicia, que al final acaba corriéndose tanto que su chorrito de elixir sale disparado en dirección a un avión, el cual se parte en dos, si bien, afortunadamente, Superman Virgen va al rescate, con su miembro colgando fuera del pantalón y todo. Ahora que se anunció que harán una película basada en el mencionado cómic, ¿creen ustedes que respeten el tono y el espíritu del material de Ennis (no pregunto si creen que mantendrán esa escena porque parece obvio que no)? En cualquier caso, después de distracciones, abatimientos, recuperaciones y descansos, comento "What Ever Happened to Aunt Alice?", película producida por Robert Aldrich que pensaba comentar después de "Hush... Hush, Sweet Charlotte", pero como dije, me distraje. Aunque la fórmula instaurada en "What Ever Happened to Baby Jane?" no fue precisamente un bombazo, es una idea que se reprodujo en un pequeño puñado de filmes como el presente, que está bastante bien, no crean que no.


No será una película excepcional ni sensacional en un sentido convencional, a algunos puede que les parezca cutre o barato, pero "What Ever Happened to Aunt Alice?" es una buena película que, si bien parte de los elementos esenciales de la fórmula Baby Jane (es decir, un dúo de actrices de renombre de cierta edad protagonizando un argumento de cine B en donde los dos personajes principales son bastante contrapuestos entre sí, teniendo una relación conflictiva y visceral), evita encandilarse con el formulismo ciego y sin personalidad y aprovecha dos o tres mecanismos narrativos y dramáticos para contar, y bien, esta historia en donde una genial Geraldine Page interpreta a una avasalladora viuda desquiciada que intentará por todos los medios posibles mantener su opulento estilo de vida pequeñoburgués, hasta que entra en escena Ruth Gordon (actriz nominada al Oscar, de intermitente y dilatada carrera compuesta de películas como "El bebé de Rosemary" y "Harold y Maude", por mencionar un par), una ama de llaves bastante avispada que nota que hay gato encerrado con su nueva patrona, de triste y sospechoso historial como tal (para qué les voy a mentir: la película comienza con Page asesinando a una de sus nanas... ¿será el mismo destino de Ruth Gordon o su olfato la sacará de apuros a tiempo?). Lee H. Katzin, el director, prescinde tanto del componente psicológico como del moral que hizo brillar a Baby Jane (después de todo no es una copia ni un ejercicio de mímesis, al contrario, es una apuesta independiente y con fundamentos ulteriormente propios); habida cuenta de que explorar la psiquis de Geraldine Page o Ruth Gordon no aportará nada al desarrollo del relato (así como tampoco lo hará cuestionar o reflexionar sobre las acciones de éstas), Katzin decide tomar a sus dos personajes, simples como son (pero no por ello planos), Page como una vieja psicópata que de seguro no tiene buenos planes para su nueva mucama, Gordon como una correcta señora que de seguro se mueve por nobles intenciones, para comenzar un interesante y atractivo juego casi del gato y el ratón en donde una busca y la otra esconde, una esconde y la otra busca, etcétera, entablando una convincente dinámica y mecánica de poder que abarca tanto su relación humana y profesional como las múltiples idas y venidas del relato, al cual se suman unos cuantos personajes que, indirectamente y sin que lo sepan, irán avivando la llama de la sospecha y el resentimiento entre ambas señoras. No señor, no estamos ante un drama psicológico. Lo mejor es que el personaje de Geraldine Page no resulta nada exagerado, de hecho es de lo más creíble en su impostado y pretencioso despliegue de clase, elegancia e intelectualismo, por más siútico y artificioso que luzca, al fin y al cabo un rasgo que refleja su insensibilidad y sadismo, su gélida y desapegada personalidad (disfrazada de sofisticada cortesía, por supuesto). Y qué más quieren que les diga, "What Ever Happened to Aun Alice?" además se permite tener un final que a mí me ha descolocado y parecido intrigante: ¿al final se descubre todo, un poco o nada? ¿Quién triunfa, quién pierde? ¿Se soluciona algo? ¿Todo sigue igual? ¿Hubo alguna lección que aprender? Es un gran final, dios santo.
Bah, para qué contenerme: me ha encantado esta película; tiene un aroma y un gusto a serie B deliciosos, con ese encanto y personalidad consciente de sus supuestas limitaciones pero que, a base de ingenio y cuidado y habilidad, mezclado con su justa y necesaria gota de desenfado, logra resultados realmente sublimes. Cine de género de calidad, qué duda cabe.
Oye, y qué actriz más deslumbrante y magnética es Joan Huntington. Lástima que haya aparecido sólo en tres o cuatro películas.

2 comentarios :

  1. Otra que tampoco he visto. Me parece a mí que como siga aputándome películas mi lista de pendientes va a dar la vuelta al mundo! 😉

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, no pasa nada... nos sucede a todos. Por más kilométrica que sea esa lista, sería terrible que de repente nos quedáramos sin pelis que ver, ¿no? Sería como si nos sacaran un pedazo de vida, pero qué exagerado, ja.
      Saludos, y ojalá que esa lista se siga acortando y alargando a la vez.

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...