martes, 15 de diciembre de 2015

Fargo - Temporada 2


Creador: Noah Hawley

  Salieron las nominaciones de los Critic Choice Awards, y aunque no crea ni en esa clase de premiaciones ni mucho menos en los críticos, luego de esa broma de mal gusto que supuso las nominaciones de los globos de oro me siento algo aliviado, pues al menos "The Leftovers" y "The Knick" están nominadas así como también Justin Theroux y el gran Clive Owen (ambos me gustan un montón, pero pienso que el excelso Doctor Thackery merece un premio), respectivamente, protagonistas de dichas series. En la misma categoría "Penny Dreadful" también obtiene nominación, lo cual es bonito gesto para una serie tan deliciosa (aunque imperfecta). En miniseries se reconoció a "Show me a hero", y en el apartado de actuación de miniseries aparece Oscar Isaac acompañado de Patrick Wilson por "Fargo", que ahora mismo les diré es una de las grandes decepciones del año; eso sí, lo relativamente mejor de la misma es el personaje de Kirsten Dunst. Aunque no veo esa basura de "AHS: ETC.", sí me gustaría que ganara Sarah Paulson, una actriz que tiene un aire a Lana del Rey tan excitante... Sigo sin entender esa estupidez de dividir drama y comedia, y por qué demonios en animación "Archer" se queda sin mención alguna; tomando en cuenta las nominadas, "Moonbeam City" merecía un espacio, ¿no? Por lo menos estos críticos demuestran algo de criterio, y es que, ¿quién demonios hace las nominaciones de los globos de oro? ¿Monos, babosas, tomates? Bueno, como decía, acá una de las consentidas de la temporada...


  Sí, sí, en el midwest estadounidense empiezan a morir muchas personas cuando cosas sobre dinero, poder, drogas y más se entremezclan y explotan y salpiquan todo de sangre y tripas y vómitos. Vaya obra maestra.


  A Jesse Plemons, el que hace de carnicero esposo de Kirsten Dunst, no le cambia la expresión. Eso era suficiente cuando "interpretaba" al imperturbable sujeto de "Breaking Bad" que mataba como si nada a sicarios, mujeres y niños por igual, pero no cuando se supone que debe actuar de verdad. Y ojo, porque Jesse Plemons está nominado; obviamente, no a esos premios que condecoran lo peor (aunque lo merece, pero con los consentidos nadie osa meterse).
  Me arrepiento de muchas cosas. En estos días me arrepiento particularmente de haber escrito tan efusiva y positivamente sobre la primera temporada de "Fargo", cuyo primer visionado genuinamente me encantó pero que ya para la segunda vez se me apareció como un espurio sin originalidad ni identidad ni nada: un invento de la prensa, una somera imitación barata. Quizá ello hizo que me pusiera alerta, pues no estaba dispuesto a dejarme engañar, y efectivamente, no me he dejado engañar: la 2T de "Fargo" es una decepción en toda regla, una estafa (más o menos).
  En un inicio me mostraba a favor de lo hecho en esta temporada, pues corregía los vicios de la primera, es decir, imitar a los Coen. En esta ocasión se sacan de la manga una nueva estética (a mí me recuerdan principalmente a los thriller setenteros, tipo "Prime Cut" pero más nevado), nuevos personajes y en general una narración más propia, depurada. Sin embargo, con el correr de los episodios vamos notando que esta serie es pura impresión y que, a menos que seas un impresionable fácil, no estamos ante la gran cosa, sino que ante otro simplecito y del montón thriller del montón sobre negocios de drogas, asesinatos y esas cosas. Pero como se hace en la tele la mierda huele a perfume (la condescendencia con la tele es terrible en estos días). Me consta que a muchos encantaron las referencias cinematográficas (principalmente a filmes de los hermanos Coen, claro), pero por sobre todo la fuerte propuesta y presencia de géneros, que van de lo sci-fi al western (y ¿"homenajes"? a alguna que otra cosa de Carpenter... ejem... "Assault on precinct 13"). Ustedes saben que el género congrega a millones, pero una cosa es ser y otra parecer... Pura impresión, ya se dijo. Me imagino que también encantarán esos presuntuosos diálogos en que los personajes se largan a recitar memorias y experiencias (con una estridente música de fondo y expresivas actuaciones) o proverbios y demás que tienen un intrincado e inteligente mensaje de fondo, pero no deberían dejarse atrapar tan fácilmente, pues en realidad nada de eso dice o transmite o expresa algo. Aparentar al máximo, esa es la consigna, y una bastante fácil, especialmente si estás en la tele. Y la trama... Dios santo, la puta trama...
  Vaya por delante que "Fargo" es una serie de contados buenos momentos más que de férreo conjunto, estructura proveniente del obvio deseo de su creador por epatar al electorado: "miren lo que puedo hacer, miren lo genio que soy", pero más importante, "recuerden esto en particular, recuerden eso en particular, ¿qué importa el resto?". Pero son buenos momentos, claro, como por ejemplo esa reflexión que lanza la esposa de Patrick Wilson al inicio del S02E10, cuando alguien especial hace una especial visita a la carnicería del care' pared o cuando el indio mata a ese grupito de racistas de mierda. Quedan bien, sí, pero ¿qué de las otras escenas? No crean que me trago las referencias UFO; ahí sí que se ganaron el beneplácito popular estos "narradores" genéricos. Ya ven que ahora Noah Hawley se está volviendo un genio de la televisión.
Pero iba a hablar de la trama, así que de la trama hablaré: es una cosa cualquiera, una simple guerra entre malos que involucra civiles tontos y policías honestos y sagaces. Nada nuevo bajo el sol. ¿El punto de vista? Cero, nulo, nada que contar salvo amenazas, disparos y sucesos freak que encantarán a ya saben quiénes. Al principio la cosa prometía, pero ya en la mitad todo conflicto y personaje comienza a desdibujarse y hacerse pedazos (ya se veía venir, pero desde el episodio quinto que esto se hace más acusado). La familia Gerhardt queda como una pueril pandilla de títeres sin personalidad ni entidad que se pueden borrar cual fila de hormigas sin que a nadie afecte, Mike Milligan era un payaso desde el inicio pero en los últimos episodios no puede ser más inútil, el carnicero y la peluquera dan vergüenza ajena, y los policías interpretados por Wilson y Ted Danson son buenas intenciones puestas por aquí y allá sin mayor coherencia que el "hey, socio, pasó algo, ven a ver". ¿Trama magníficamente narrada? Hay que cagarse... De hecho, no comprendo esto, a ver si me ayudan: a la gente le molesta que cuando en las películas el bueno está a puno de morir a manos del malo, "algo" lo salve y termine ganando, pues eso era lo esperable (deus ex machina, le dicen); ok, pero no tienen ningún puto problema cuando es un UFO el que salva la función, así de la nada y porque sí (UFO ex machina, le dirán ahora). A propósito, qué cobarde que es el guión: mata a los desechables, deja a los imprescindibles hasta el final, ninguna sorpresa ni riesgo, sólo la misma historia de siempre con escenas forzadas e inverosímiles (pero que mantienen las cosas en orden). En fin, que esta temporada es una nebulosa y la nada misma. Lo único bueno que rescato de todo este despropósito es a Hanzee, el indio que va ganando importancia hasta convertirse en el gran antagonista. Lo destaco por su sobria y tenebrosa interpretación, por la ambigüedad y crueldad de sus acciones (una combinación exquisita), y por esa evolución que presenta a lo largo de los episodios.
Sobre las direcciones no voy a decir mucho, pues todos los episodios descansan en la manipuladora banda sonora más que en una auténtica atmósfera que nos cause miedo, asfixia o lo que sea. Quizá el episodio a lo Carpenter me mantuvo nervioso, pero en general la cosa era muy liviana y los directores se dedicaban a grabar y adiós, disparo por allá disparo por acá. Nada de valor en este apartado. Definitivamente le falta la actitud y la crudeza y el riesgo del thriller setentero, si es que era esa época la que intentaban emular.
  Rescato de la hoguera la intención de no ser una precuela exacta, esto es de no pretender hacer que cada cosa encaje a la perfección con la información expuesta en la primera temporada, y en tampoco dejar todo claro, en dejar apropiados cabos sueltos (habría sido el colmo del "guión inteligente" que todo funcionara como reloj). Pero por otro lado, la masacre acaba y uno queda con una sensación de vacío, no porque me sienta triste ante tamaña pérdida ("oh, se acaba Fargo, qué voy a hacer con mi vida ahora"), sino porque efectivamente no se nos contó nada. Hawley parecía querer darle alguna dimensión metafísica y existencial, pero se queda en puras palabras e imágenes carentes de contenido. El típico blablá de siempre que luego llenará páginas en las entrevistas por venir. "True Detective" sí que tenía contenido, y una buena historia y atmósfera... No les diré que no pierdan su tiempo con esta estafa porque sé que ya lo hicieron y quedaron encantados. Ustedes saben que cuando se trata de consentidos de las masas, sujetos como yo son los equivocados que no tienen idea de nada; total, qué se puede esperar de simples reaccionarios...

2 comentarios :

  1. Aún no la he visto. Estoy esperando a teminar una temporada de otra serie, para ponerme con esta lo antes posible. Que pinta muy bien! La primera temporada me gustó muchísimo y seguro que el gran nivel de la otra, lo mantiene así como la intriga, etc... Ya te contaré.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaré atento, el universo de Fargo da para muchas posibilidades pero pienso que en ésta las cosas quedaron muy limitadas, ciertamente no quedé conforme. Ahora mismo también me he puesto a ver varias series, The Affair es la que tiene toda mi atención de momento, y la recomiendo bastante, es muy atractiva.
      Saludos.

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...