domingo, 13 de agosto de 2017

Wild at Heart - 1990


Director: David Lynch

Anoche tuve un sueño en donde conocía a un par de escritores, un matrimonio hombre-mujer, cuya obra entera fue escrita entre ambos. De hecho me regalaron varios de sus libros, cuentos y novelas, que si mal no recuerdo se caracterizaban por ser historias sencillas y mínimas sobre personajes (humanos y animales) sencillos, solitarios, marginales, etc. Por supuesto, yo estaba maravillado. Un libro era sobre un perro que se hacía grande cada vez que le hacían cariño. Cuando me dí cuenta que estaba en un sueño puse todo mi empeño en memorizar el nombre de los autores y el título y argumento de sus libros. De él recuerdo el apellido: Fuenzalida. De ella sólo recuerdo que tanto nombre como apellidos eran franceses. Aparte de la historia del perro, que ni siquiera sé si la recuerdo de manera fidedigna, no logro recordar el argumento de ningún otro libro. Imagino que son ecos de historias que he oído o leído o visto en otros lados, dado que, según leí por ahí, todo lo que vemos en los sueños es una representación de lo experimentado en nuestra vida diaria. En otras palabras, nuestros sueños nunca son creaciones 100% originales de nuestra mente o subconsciente. No deja de ser una lástima que la obra de esta pareja de autores no exista como tal, y cuando desperté hasta tuve la esperanza de que quizás existían en la vida real. Pero bueno, la vida continua. ¿Se imaginan si alguna vez vuelvo a soñar con ellos, por fin leyendo sus cuentos y novelas? A mí me encantaría, no les voy a mentir.


Esta es la segunda vez que veo esta película.
Hace años, terminado el primer visionado, pensé "pero vaya montón de mierda más ridículo y maloliente acabo de ver... ¿en serio esta basura ganó la Palma de Oro en Cannes? ¿En qué demonios estaba pensando el jurado presidido por Bernardo Bertolucci y compuesto por, entre otros, Aleksei German, Anjelica Huston, Bertrand Blier, Sven Nykvist y Fanny Ardant? ¿Qué sustancia distorsionaba los sentidos (el sentido común, sobre todo) de David Lynch?". Ahora me hago las mismas putas preguntas.
Siento como si hubiese visto esta película estando dormido. Como si en vez de haber visto una película hubiese visto vulgares y baratos sketches de medianoche que uno mira solamente para dejarse vencer por el sueño y no para tomar en serio en tanto experiencia artística. Al mismo Lynch le importaba un demonio tener lógica: el tipo sólo eyacula la basura proveniente del vertedero de sus fantasías más réprobas y abyectas. No importa cuán desatado y autoparódico haya sido el gratuito sentido del humor de Lynch: "Wild at Heart" es un despropósito sin pies ni cabeza que no tiene sentido ni tampoco gracia; es una deformada y perversa "historia de amor" que retuerce íconos de la cultura estadounidense y uno que otro símbolo occidental en donde Nicolas Cage, luego de salir de la cárcel (con condicional), junto a su novia Laura Dern emprende el rumbo en busca de la tierra mágica de California, camino que estará lleno de muertes y cosas raras y matones enviados por la loca madre de Dern para matar a Cage y una alucinación final con hada incluida, además de la presencia de un ridiculizado Willem Dafoe con bigote inmortalizado por John Waters (que creo que se inspiró en el bigote de Little Richard), de una inane Isabella Rossellini y varios importantes actores que no hacen más que prestarse para el show.
Intentaría ser más específico y elaborado, pero, lo juro, decir que "Wild at Heart" es una mierda es la mejor forma de describirla. ¿El argumento? Un sinsentido salido de la mente de algún adolescente con muy poca imaginación. ¿Las actuaciones? Insufribles y grotescas pantomimas carentes de toda construcción dramática. ¿El relato? Un burdo encadenamiento de flashbacks, diálogos con el ingenio de un humorista de cuarta y un pensador de aún más baja ralea ("Harry Dean Stanton es tan buen investigador que dice ser capaz de encontrar a un hombre honesto en Washington") y pueriles estallidos de violencia aderezados con algún inverosímil y ultraforzado trasfondo argumental. ¿El conjunto? Un insulto a la inteligencia y la dignidad del espectador, una patética imitación del mejor Lynch perpetrada por el mismo Lynch.
¿Y más encima dura dos horas? Hay que ser muy sinvergüenza...
No sé qué más puedo decir al respecto. Ofrecer lecturas o decir que algo se puede interpretar de este engendro es ser ingenuo e indulgente. Con los fotogramas de este esperpento no me limpiaría ni el culo ni mucho menos los usaría de condón, que luego se me pega una enfermedad venérea...

2 comentarios :

  1. Wow, wow, creo que andaba usted empitufado cuando escribió esto. Bueno, que la película sí es ridícula y da coraje pensar que ganó la palma de oro, pero cuando menos Laura Dern da de sí, ¿eh?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, lo peor es que la primera vez me decepcionó: pensé que iba a ser fabulosa.
      No soy muy admirador de Laura Dern, pero admito que ésta vez sí que me gustó un poquito más que aquella lejana vez, cuando no me había gustado nada (era un chiquillo sin recorrido, además).
      Independiente de la historia, me pregunto si el libro está tan mal escrito como mal escrito/dirigido lo está esta cinta.

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...