viernes, 26 de julio de 2019

Léon - 1994


Director: Luc Besson


U

Sin entrar en detalles, las películas que veamos y que estén marcadas pertenecen a un ciclo, sin nombre aún, al cual tienen el honor de pertenecer por características que no voy a detallar, sólo digo que, a lo mejor, películas como "Blue Velvet" e incluso "Wild at Heart" (la cual no me gusta nada de nada, pero podría pertenecer, después de todo nada garantiza si las películas que vamos a ver nos gustarán o no) perfectamente podrían ser incluidas, de no haber sido ya comentadas antes. Con el paso de los días veremos si las películas comentadas merecen cabalmente estar en este ciclo, quizás ustedes mismo me hagan ciertas recomendaciones cuando se vayan dando cuenta de ciertas cosas, de ciertas intenciones.
Dicho esto, comenzamos con "Léon", de Luc Besson, una de sus películas más recordadas (como no he profundizado mucho en sus obras, pregunto: ¿son las filmografías de Tim Burton y Besson similares, en cuanto a épocas de apogeos y largos declives artísticos?), no la primera suya que comentamos por acá. Y, demonios, qué linda y entrañable película. ¿Linda? Por supuesto. Será el personaje interpretado por Jean Reno, esa ternura o humanidad que no es difícil encontrarle; esa ingenuidad y candidez que tiene, a pesar de ser una fría máquina asesina. Será el personaje de Natalie Portman, su también potente y magnífica interpretación (qué buen elenco, maldita sea, y eso que apenas vamos en la mitad). O acaso sea también el personaje de Danny Aiello, no tan secundario como aparenta, sutil y ambiguo villano cuya sombra sin fondo ha oscurecido la vida de Léon, reduciéndola a un Gólem analfabeto y apocado. Y bueno, también está Gary Oldman, extática y extrañamente aterrador (lo extravagante no suele ser aterrador). Está hablada en inglés pero "Léon" no es una película gringa, los gringos no hacen películas de acción como esta, tampoco los coreanos, que son increíblemente cursis (vista ésta, he visto thrillers coreanos que no le llegan ni a los talones, y vaya que lo intentan), curiosamente estamos ante un violento y estilizado thriller de acción, muy bien filmado, con una tensión apabullante, pero un candor inusual en productos de este tipo y una sensibilidad (o un buen gusto, sí, buen gusto) artística que habla de un director que, sin importar mucho la deriva de su carrera en la actualidad, vierte su mejor cine en este genialísimo film, con un guión memorable (y diálogos realmente buenos) y una puesta en escena más rica de lo que aparenta, sin mencionar el ritmo arrollador o su cuidado despliegue dramático.
Quizás no cuente nada nuevo, pero no todos saben crear personajes como los de "Léon" o pueden narrar lo no-nuevo como "Léon" lo hace, y el cine va sobre saber cómo contar historias. En cualquier caso, gran película. Seguramente ya la han visto. Disfrútenla otra vez.

2 comentarios :

  1. La he visto, gran película. Con personajes inclasificables, con un asesino con inamovibles principios. Lo que se llama un antihéroe. Y esa temprana actación de Natalie Porman.
    Por acá se conoció como El perfecto asesino.

    Gary Oldman ha sido tanto Sid Vicius como Dracula, el comisionado Gordon. Y el villano, realmente malo, de esta película-

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un villano tan villano como el de Dennis Hopper en "Blue Velvet", su violencia y demencia no se puede explicar, y Oldman, claro, un gran actor, en los noventa se lució mucho.
      Buenos personajes, buen pulso, debe tener varias otras buenas películas Besson, no puede haberse echado a perder tanto, digo yo.
      Saludos.

      Eliminar

Vamos, dime algo, así no me vuelvo loco...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...